•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ante el grave saqueo de nidos de tortugas, que ocurrió el fin de semana pasado, en la reserva La Flor, en San Juan del Sur, Rivas, un grupo de ambientalistas exigen al Gobierno tomar acciones para el cuido de esta especie.

Raomir Manzanares, director ejecutivo de Jóvenes Ambientalistas, afirmó que el Gobierno tiene que implementar acciones para el cuido de las costas, no solamente en temporada de arribada de tortugas, sino permanente.

También solicitaron al Ejército de Nicaragua a través del Batallón Ecológico que desarrolle una campaña permanente en las costas para el cuido de las tortugas.

“Esta se desarrolló porque están (el Gobierno) en otros objetivos económicos y políticos”, declaró Manzanares. El ambientalista aseguró que han indagado sobre más detalles del saqueo de nidos de tortugas, pero el Ministerio del Ambiente y  los Recursos Naturales (Marena) no les ha dado información.

La Policía Nacional informó ayer que capturó a 17 personas por destruir los nidos de tortugas en la reserva La Flor, según el portal oficial el19 Digital. Los detenidos serán acusados por aprovechamiento ilícito de recursos naturales. Además se les decomisó dos camionetas, un carro y dos motos, detalló el medio. En total se recuperaron 321 docenas de huevos, equivalente a 3,852 unidades.

Manzanares señaló que los consejos municipales de Rivas también tienen responsabilidad en este caso y que debe crear políticas locales para cuidar los recursos naturales.

Indicó que los 492 millones de córdobas asignados para el Marena, no llega al 1% del presupuesto. “Necesitamos que llegue, al menos, al 1% para que este ministerio pueda trabajar todos sus programas”, dijo Manzanares.

Saqueos pueden continuar

En tanto, el biólogo Allan Gutiérrez afirmó que los saqueos pueden continuar, principalmente, en las playas solitarias en donde no hay ningún tipo de vigilancia.

Señaló que a lo largo de la costa del Pacífico, al menos, tres especies de tortugas marinas llegan a desovar, las tortugas paslama, tora y carey.  Entre estas, la tora, la más grande de los océanos, está en peligro de desaparecer en los próximos 20 años, indicó Gutiérrez.

Asimismo, declaró que la especie de carey está en peligro crítico, a pesar que la venta de su carne y caparazón esté prohibida.