•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Asociación Médica Nicaragüense (AMN) recibió este viernes la denuncia de despido de cinco médicos docentes de tiempo completo de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua), como represalia por su apoyo a las protestas antigubernamentales. 

Con estos nuevos despidos, calificadas por la AMN como ilegales, la cifra total de doctores despedidos en las últimas semanas ya superaría los 200, aseguró ayer Carlos Duarte, secretario de la junta directiva de esta organización médica.

Lea: Antimotines convierten vivienda de doctora en cuartel

“Todavía hay algunos (médicos) que no quieren decir nombres. En la Facultad de Medicina de la UNAN-Managua ya hay cinco despedidos y hay una lista de señalados de ‘golpistas’ que serán despedidos”, afirmó Duarte. 

Agregó que los despedidos son profesores de tiempo completo de muchos años, algunos con hasta 30 años de experiencia”.

Una joven pierde bebé por golpiza de parapoliciales

Este viernes, la AMN también tuvo conocimiento de amenazas y despidos en el hospital privado Carlos Roberto Huembes, de la Policía Nacional. En este lugar, al menos una cirujana general, dos ginecólogos y un médico general fueron despedidos, según registros de la organización. 

“Los despidos no son masivos, pero van en camino. Nuestro llamado es a mantener la unidad médica y denunciar cada atropello o despido y no dejarse intimidar”, exhortó Duarte.

Las consecuencias

El secretario de la junta directiva de la AMN señaló que la ausencia de personal calificado en las aulas de clase de la Facultad de Medicina de la UNAN-Managua conduce a un deterioro en la calidad de la enseñanza y, a su vez, “se traduce a (producir) malos profesionales”. 

“El mensaje de la universidad es que no haya un pensamiento crítico y que no importa la calidad académica sino la política agachando la cabeza sin pensamiento propio”, criticó Duarte, quien además consideró que esto tendría consecuencias directas en la atención a la población en los hospitales. 

Mike Pence comparte preocupación con el Vaticano por crisis en Nicaragua

Hasta el martes pasado, la AMN había informado que aproximadamente un 80% de los profesionales de la salud que habían sido corridos de hospitales y centros de salud públicos, son especialistas y subespecialistas, por lo que esto también afectaría la calidad de la salud en el país.

Las asociaciones médicas han acusado también al gobierno nicaragüense de lanzar amenazas y persecución en contra de los galenos que han apoyado o participado en protestas o atendido a heridos durante los ataques de fuerzas irregulares a las manifestaciones. 

Aunque los despidos masivos ocurrieron en León, Carazo y Masaya, entre el 28 y el 30 de julio pasado,  la AMN sostiene que la situación “arbitraria” continúa y ahora las cartas están siendo entregadas “poco a poco” para evitar escándalos.