•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Pobladores de Villa Progreso, al este de la capital, se encuentran preocupados por la cacería que han emprendido miembros de la Policía, parapoliciales e integrantes de los Consejos del Poder Ciudadano (CPC) en contra de los jóvenes que participaron  en las protestas contra del gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

La doctora Vilma Núñez, directora ejecutiva del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) expresó que este organismo tiene conocimiento de las detenciones ilegales realizadas en Villa Progreso.

“Estamos documentando cada uno de esos atropellos realizados en Villa Progreso que se registraron en esta semana, pero no solo ahí se está dando esa práctica sino en diferentes partes del país”, dijo Núñez. 

En tanto, un habitante de ese barrio dijo que desde el martes pasado que iniciaron las redadas por lo menos 20 jóvenes han sido detenidos.

Las redes sociales han denunciado la persecución y captura de jóvenes.

Una pobladora que omitió su identidad, reveló que la persecución y captura inició desde el martes pasado y la Policía alegó que se trataban de operativos antidrogas pero que una vez dentro de las viviendas, comienzan a revisar todo el inmueble.

“Si te encuentran una bandera azul y blanco o una camiseta te llevan detenidos. Lo que más enoja es que los CPC son los que están facilitando listas de los jóvenes y personas adultas que han participado en protestas o marchar contra este gobierno”, dijo la ama de casa.

La consultada se interrogó que: ¿Acaso es delito tener la bandera azul y blanco que representa y cobija a todos los nicaragüenses? 

Además, consideró que el Gobierno pasó los límites desde que mandó a reprimir a los estudiantes y haga lo que haga más bien está empeorando las cosas.

Temen que no liberen a los jóvenes

Otro habitante de ese sector coincidió en que los policías engañaron a los pobladores porque dijeron que se trataba de un operativo antidroga, después los familiares denunciaron que parientes fueron llevados arbitrariamente al Distrito de la Policía.

“El temor es que se los llevan y algunos no regresan o si lo hacen es en un ataúd. Esto no puede seguir, no pueden seguir deteniendo a los jóvenes. Aquí se han llevado por lo menos a 20 jóvenes porque otros lograron correr a otros barrios aledaños”, mencionó el denunciante.

Un habitante de la colonia Miguel Gutiérrez mencionó que el miércoles por la tarde varios jóvenes pasaron por el andén de su casa huyendo de unos policías y parapoliciales que les perseguían a bordo de motocicletas.

 “El Gobierno actúa de esta manera porque está acorralado, pero no es forma de resolver la crisis sociopolítica que atraviesa el país, porque es a través del diálogo”, enfatizó el ciudadano de Villa Miguel Gutiérrez.