•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Gobierno de Costa Rica anunció ayer que más de mil nicaragüenses han sido “rechazados” en los últimos tres meses cuando trataban de cruzar la frontera norte del país por puntos ciegos, como parte de las medidas que se han implementado para detectar los hechos relacionados con el tráfico de personas o el ingreso irregular de migrantes. 

En este mismo período se han detectado unos 20 casos de coyotaje que han sido “trasladados a las autoridades judiciales correspondientes”, según un comunicado de prensa de la presidencia, divulgado la tarde de este viernes. 

La información divulgada no precisó la razón por la que se rechazó a los nicaragüenses, no obstante, la vicepresidenta Epsy Campbell señaló en su cuenta de Twitter que estas acciones se están realizando también para evitar que personas que tienen antecedentes penales en su país de origen ingresen a territorio costarricense.  

Con este fin, el Ministerio de Seguridad Pública y la Policía de Migración de Costa Rica permanecen monitoreando la frontera norte con patrullajes en los puntos ciegos a diario.

“La principal prioridad de Costa Rica es garantizar la seguridad de todas y todos los costarricenses, ante la dramática situación que vive Nicaragua”, añadió Campell. 

Asimismo, Victor Barrantes, viceministro de Gobernación de Costa Rica declaró que se están efectuando controles “como la toma de huellas digitales, el análisis de bases de datos de Interpol y de otros organismos internacionales” para detectar a quienes tienen expedientes delictivos. 

“Estas revisiones son exhaustivas, verificables y totalmente confiables”, señaló Barrantes.

6% de aceptación

El viceministro de Gobernación enfatizó que más del 80% de los solicitantes de refugio en Costa Rica son personas que ya radicaban allá y buscan legalizar su estatus migratorio. 

Apenas un 6% de solicitudes de refugio han sido aceptadas en este contexto, puesto que los migrantes deberán “demostrar sus temores fundados”, según las declaraciones de Barrantes, divulgadas por las autoridades costarricenses. 

Por otro lado, el Gobierno busca financiamiento ante los organismos internacionales para poder “atender las necesidades de la población migrante”, sin que eso afecte la validad de vida de los costarricenses, apuntó el comunicado de prensa. 

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) reveló que hasta el 31 de julio de este año, al menos 23,000 nicaragüenses habían huido hacia Costa Rica a raíz de la crisis sociopolítica que atraviesa el país desde abril pasado. 

Este viernes, el Ministerio de Trabajo costarricense junto con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) lanzaron un programa para ayudar a las personas refugiadas o que solicitan refugio para encontrar un trabajo en el país. 

Con esta iniciativa, se pretende impulsar a que los migrantes tengan un empleo que les permita mejorar su calidad de vida. 

Tres universitarios nicas piden refugio en Honduras

Tres universitarios nicaragüenses han solicitado refugio a las autoridades de Honduras por la crisis que vive su país desde el 18 de abril, informó ayer  la prensa local.

Los tres nicaragüenses ingresaron con sus documentos personales a territorio hondureño en horas de la noche del jueves por un “punto ciego” de la frontera común entre Honduras y Nicaragua y con su rostro cubierto, según la versión del diario La Tribuna.

Uno de los universitarios dijo que desde el 18 de abril “la vida de los jóvenes ha cambiado rotundamente debido a la dictadura Ortega-Murillo (Daniel y su esposa Rosario) y la violación a los derechos humanos que se reporta ya en Nicaragua”.

“Somos estudiantes y solo queremos solución a nuestras vidas, el conflicto pasa por la etapa de persecución política y por ahora no es posible estar en nuestro país”, añade la versión.

Según autoridades hondureñas, a raíz de la crisis que vive Nicaragua, muchas personas de ese país están ingresando por los puntos fronterizos oficiales.

Honduras tiene dos puntos aduaneros con Nicaragua en el sureño departamento de Choluteca y uno en El Paraíso, oriente.

“Como Movimiento Cívico 19 de Abril de nuestra ciudad han migrado 196 jóvenes a países como Costa Rica, Panamá, seis incluso a Australia y nosotros los primeros para Honduras, nosotros nos encontramos huyendo desde el 18 de julio hasta que logramos ingresar a este país”, indicó otro de los universitarios nicaragüenses.

Explicaron que se cubren el rostro para evitar represalias con sus familiares por parte de los cuerpos de seguridad de Nicaragua.

Una representante del estatal Comisionado Nacional de los Derechos Humanos en Honduras (Conadeh), Saira Zúniga, indicó que su misión es asegurar las prerrogativas de las tres personas como migrantes.