•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El dirigente del movimiento Acción Joven de Nicaragua, William Ramírez Cerda, es perseguido por la Policía Nacional, que llegó a su vivienda, situada en el residencial Monte Cielo, en carretera Masaya, para intentar capturarlo.

El Nuevo Diario intentó conocer la versión de la administración del residencial Monte Cielo, pero no fue posible.

No obstante, pobladores de ese residencial relataron que policías que llegaron a bordo de cuatro patrullas  amenazaron a los guardas de seguridad antes de ingresar al residencial y rodear la vivienda de  Ramírez.

Según un video publicado en redes sociales, los policías rodearon la casa de Ramírez, a quien pretendían detener pero no fue posible porque no se encontraba en casa. 

Sin embargo, una de las personas que estaba en el interior logró escalar el muro y escapar.

Los agentes llegaron al residencial a eso de las 4:00 p.m. del pasado viernes, donde permanecieron 30 minutos, luego se marcharon no sin antes recibir  los abucheos de los pobladores, quienes les gritaban: “¿Cuál es la violencia? Salgan de aquí, aquí no los queremos, salgan asesinos, asesinos, a nadie se van a llevar de aquí…”

Ramírez relató ayer, por medio de Messenger, a periodistas de El Nuevo Diario, que el pasado viernes envió a su conductor a traer a dos miembros del movimiento porque sostendrían una reunión, pero a su regreso fueron detenidos en un retén situado en la plaza Veracruz, carretera Masaya.

“El chofer venía con los muchachos cuando fue retenido por la policía que interrogó al conductor y le dijo que para dónde se dirigía. El policía, al ver que la camioneta estaba a mi nombre, obligó al conductor a que lo llevara a mi casa”, dijo el denunciante.

Ramírez reveló que sus amigos fueron enchachados y al conductor lo obligaron conducir hasta la vivienda. 

“El uniformado obligó al conductor a que me llamara. El conductor marcó ni número de celular, cuando le contesto lo tienen en alta voz. Y le pregunto, yo sin saber, ‘¿todo está bien?’ El respondió que no y que estaba afuera con la policía”, aseguró Ramírez.

El líder del movimiento respondió a su conductor que perfectamente sabía que no estaba en el inmueble. 

Habitantes abuchean a la policía

La policía rodeó el inmueble y fue cuando sus vecinos salieron de sus viviendas para impedir que se llevaran  a cualquier habitante de ese residencial.

“Como movimiento hemos unidos esfuerzos para realizar ayuda humanitaria (víveres) desde la perspectiva médica. Sabemos que el Gobierno ha iniciado una cacería a quienes opinan en contra del Gobierno”, indicó Ramírez.

El líder del movimiento refirió que el Gobierno está criminalizando a quienes alzan sus voces, a quienes luchan por los desprotegidos, por el pueblo que sufre los embates de cada gobernante.

“He dejado todo para alzar mi voz, seguiré con la lucha porque considero que es justa. El estar al lado del pueblo es gratificante cuando sabes que anhelan un país libre y eso no tiene precio”, afirmó Ramírez.

El líder de Acción Joven de Nicaragua se encuentra en un lugar seguro, donde luchará por sus principios de que el país vuelva a ser República. Mientras los amigos del dirigente fueron liberados con la ayuda de sus vecinos.