•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) presentará un informe a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) de 22 médicos despedidos por el Gobierno por asuntos políticos, informó a El Nuevo Diario Marlin Sierra, directora de este organismo.

Según Sierra, tienen documentadas las denuncias de médicos de León, Jinotepe y otros municipios, y que las víctimas están anuentes a declarar.

“Tenemos los testimonios para poder presentar esa información. La próxima semana estaríamos en la posibilidad de enviarle datos concretos a la OPS, porque hay que hacerlo con documentación de cada caso”, precisó Sierra.

Agregó que la OPS podría pronunciarse a lo inmediato, pero la respuesta depende de qué tan documentadas estén las denuncias.

“Ellos tienen su procedimientos internos y, a como pueden pronunciarse a lo inmediato, también pueden hacerlo en un período, pero no más allá de una semana”, aseguró.

Como Cenidh esperan que la OPS, representación regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS), condene la situación y que no se continúe haciendo despidos y se reincorpore al personal.

“El único delito fue cumplir con su deber, no hicieron ninguna anomalía administrativa; todo lo contrario, salvaron vidas”, declaró.

A consideración de Sierra, los despidos atentan contra la salud y vida de los nicaragüenses. “Muchos médicos son de alta calificación profesional, hasta de 30 años de experiencias y han salvado miles de vidas”, expresó.

La OPS ha estado al tanto porque las asociaciones médicas les han enviado alguna información, afirmó Sierra.
Las 22 denuncias registradas de médicos y personal de salud despedido pertenecen a León, Jinotepe y Estelí. Sierra dijo que hubo una segunda arremetida en León, donde se llevaron a laboratoristas e incluso a personal de limpieza.

Enfoque de derechos humanos

La OMS estable que “las relaciones de poder injustas suelen ser aspectos centrales de la inequidad en los resultados sanitarios” y para brindar el derecho a la salud los países deben regirse en “el principio de no discriminación por motivos de raza, color, sexo, idioma, religión y opinión política”.

Sobre la rendición de cuentas, la OMS dispone que “cada Estado miembro y otros garantes de los derechos son responsable de los derechos humanos en la salud”.

Sin embargo, no estipula algún tipo de sanción al Gobierno de Nicaragua por la violación de derechos a trabajadores de salud despedidos.

Hasta el 7 de agosto, la Asociación Médica Nicaragüense (AMN) registraba el despido de 200 médicos en todo el país, supuestamente por causas políticas.