•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Este sábado se realizó en la ciudad de León la peregrinación “Día de alabanza y oración”, y centenares de personas manifestaron en respaldo a la Iglesia católica nicaragüense, pidieron justicia para las víctimas de la represión y clamaron por la paz.

A la misma hora se realizaron marchas en Camoapa, Boaco, la Isla de Ometepe, Rivas; en Nandaime, Granada; Estelí y Matagalpa, además de Managua.

En Carazo, la población no ha salido a marchas desde hace más de un mes, debido a la presencia de encapuchados armados y patrullaje de policías en dos de las ciudades más importantes del departamento (Jinotepe y Driamba).

La peregrinación en León partió de la plaza San Sebastián y concluyó en la plaza de Sutiaba, convocada por el Movimiento Universitario 19 de Abril. Unas cinco patrullas se movilizaron cerca del perímetro de la manifestación.

La protesta es parte a las acciones emprendidas por los universitarios que hace dos semanas se declararon en desobediencia estudiantil y exigen la restitución de la autonomía universitaria.

La peregrinación contó con delegaciones de distintos municipios de Chinandega y León, donde sobresalieron banderas de Nicaragua, de la Iglesia católica e imágenes de santos.

Durante  la marcha se recordó a las más de 300 personas muertas desde abril tras las protestas antigubernamentales, entre ellas los estudiantes leoneses Cristhiam Emilio Cadenas, 23 años; Manuel de Jesús Chávez Ramírez, 31 años; y Sándor Dolmus, 15 años, entre otros.

“Es una expresión del pueblo en contra de los ultrajes que ha sufrido nuestra iglesia, los ultrajes al Santísimo Sacramento, a nuestros obispos y sacerdotes, estamos pidiendo por ellos también”, expresó Martha Álvarez, una de las manifestantes.

Exigen autonomía

Alejandro Donaire, estudiante de Psicología y miembro del Movimiento Estudiantil 19 de Abril en León, dijo que los universitarios siguen en desobediencia como forma de protesta exigiendo autonomía.

“La desobediencia estudiantil sigue en pie, no vamos a retornar a los salones de clase porque no hay condiciones, no han aceptado nuestras peticiones y exigencias, hacemos el llamado que sigamos en la desobediencia civil para que la lucha siga siendo exitosa”, comentó.

Donaire dijo que, esta semana, el 60% de los estudiantes de la carrera de Odontología retiró matrícula, sumándose a la desobediencia y exigiendo el respeto a la autonomía universitaria.

El dirigente estudiantil sostuvo que, otra de las demandas, es la renuncia de la diputada del Frente Sandinista y rectora de la UNAN-León, Flor de María Valle.

(Con la colaboración de Francisco Mendoza y Máximo Rugama).