•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El cardenal Leopoldo Brenes condenó las muertes ocurridas el pasado sábado en Matagalpa y Mulukukú, después de una semana de protestas sin víctimas mortales.

El religioso también lamentó la criminalización de los protestantes antigubernamentales y pidió por su “pronta” liberación.

 Continúan redadas en barrios orientales

“Es triste porque durante la semana miraba cómo se iba superando esto (muertes en manifestaciones)”, apuntó el religioso tras celebrar la misa dominical en la Catedral de Managua.

En Matagalpa, la víctima fue Lenín Mendiola, quien recibió un balazo durante un ataque a los protestantes que participaban en una marcha convocada para exigir la liberación de los presos políticos.

El otro fallecido fue Darwin Ezequiel Rostrán, un hombre sospechoso del asesinato de tres policías en junio pasado y quien, según la versión policial, murió en un tiroteo con agentes en Mulukukú.

“Un nicaragüense que fallezca, sea de la tendencia (política) que sea, siempre es un dolor para Nicaragua y es condenable”, enfatizó Brenes.

“Mi oración y mi cercanía a la familia Mendiola, igual con la familia de esta persona campesina que fue acribillado, es lamentable. Durante 13 años que estuve ahí (como obispo de Matagalpa), tuve la cercanía con las personas”, expresó el prelado. 

Detenidos por protestar  

El cardenal Brenes también se refirió a la situación de las personas que han sido detenidas o que enfrentan procesos judiciales por participar en manifestaciones contra el Gobierno.

 INSS perdió empleos creados en dos años

“Lamentamos la cantidad de personas que están todavía en las cárceles (…). Mirar ancianitas, esposas, a veces humilladas, niños; eso es bien triste para uno como sacerdote, cuando visitas las cárceles y ver acercarse a los centros penitenciarios a preguntar por sus hijos”, expresó el religioso.

“Oremos por todos y pidamos a Dios que ojalá puedan pronto lograr la libertad”, añadió el prelado.

Según organismos de derechos humanos, al menos, 135 personas se encuentran en prisión por manifestarse contra el Gobierno.

No anteponer la política

Durante su homilía, el cardenal reconoció que existe zozobra entre la población por la prolongación de la crisis que desde abril ha dejado, al menos, 317 personas fallecidas.

 Crimen de taxista quemado, sin esclarecerse

“¿Cuándo vamos a salir de esta situación (crisis sociopolítica)?, se preguntan”, dijo el cardenal tras reconocer que muchos creen que “no se están dando los pasos para salir de la crisis, sino que cada día crecen las tensiones”.

El cardenal exhortó a todos los católicos y cristianos a adoptar una posición independientemente de su preferencia política, “porque el católico que es político primero tiene su fe y la ideología pasa a un segundo lugar”.