•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Centenares de conductores que viajan en sus vehículos en dirección a Managua desde las primeras horas de la mañana de hoy, se quejan por el desorden que causa el gran embotellamiento que provocan los trabajos de ampliación de vías que una empresa realiza sobre el kilómetro 20 de la carretera nueva a León.

Los trabajadores de la obra culpan a los conductores de buses de armar el desorden porque son estos transportistas los que se tratan de aventajar e invadir las vías disponibles para circular.

La empresa constructora utiliza la misma maquinaria pesada para impedir el paso vehicular. Eva Inestroza/ END

Todos los conductores que se ven obligados a esperar hasta 30 minutos para pasar, se quejan por la falta de una adecuada coordinación y señalización de las vías alternas y por la falta de presencia policial.

Muchos usuarios del transporte se quejan porque este atraso les impide llegar a tiempo a sus centros laborales.

Los encargados de la obra, utilizan la misma maquinaria pesada para evitar el paso de los conductores, y ellos mismos se encargan de coordinar el paso vehicular de ida y vuelta.