•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Centenares de ciudadanos en León marcharon este miércoles exigiendo al gobierno de Daniel Ortega la liberación de los presos políticos, respeto a la autonomía universitaria y justicia para las personas asesinadas desde el 18 de abril, cuando inciaron las protestas antigubernamentales.

La marcha fue convocada por el Movimiento Universitario 19 de Abril y el Movimiento Autoconvocado. Participaron delegaciones de Malpaisillo, Telica, Quezalguaque y León.

“Están siendo quebrantados todos los derechos de los nicaragüenses especialmente los de los presos políticos que están encarcelados sin ninguna justificación, el Gobierno está criminalizando las protestas, algo injusto que atenta contra nuestros derechos como ciudadanos”, dijo Gamaliel Calero, estudiante del Movimiento Universitario 19 de Abril en Malpaisillo.

Calero se sumó a la marcha junto a otras 200 personas que llegaron desde Malpaisillo.

“Todos los días salimos a las calles de Malpaisillo a protestar a las calles, tenemos amenazas por parte del Orteguismo pero aún así no nos vamos  cansar, es injusto todo lo que está pasando en contra del pueblo, no podemos olvidar los crímenes cometidos”, dijo Calero quien se declaró en desobediencia estudiantil.

La marcha salió de la plaza San Sebastián y en todo momento sufrió el acoso de tres patrullas de la Policía Nacional.

La crisis socio política que vive Nicaragua desde el 18 de abril ya se ha extendido a todo el país. José Luis González/ END

Luis Quiroz, miembro del movimiento estudiantil en León, afirmó que cada día se suma una mayor cantidad de gente que no se cansa de protestar y reclamar sus derechos.

“En Nicaragua las cosas no están normales, nos mantenemos en desobediencia universitaria, exigimos respeto a la autonomía universitaria porque es primordial que sea despolitizada, además exigimos la reintegración de todos los docentes despedidos injustamente”, destacó Quiroz, otro de los universitarios que decidió no reintegrarse a las aulas de clase, en solidaridad con las familias de los estudiantes asesinados en todo el país.