•  |
  •  |
  • END

Dos hombres que se hacían pasar como cineastas y un pescador que supuestamente “alquilaba” a sus hijas para sesiones de filmes porno, fueron capturados por las autoridades de la Estación Seis de Policía.

Jean Carlos Estrada, de 40 años, nicaragüense nacionalizado en Costa Rica, y el pescador de iniciales P.M. --cuyo nombre omitimos porque sus hijas son víctimas--, habitante de un barrio costero de la capital, son dos de los tres hombres acusados de proxenetismo y corrupción de menores.

Los dos hombres fueron apresados la noche del jueves, cuando recién habían terminado una sesión de fotografías y filme porno con una colegiala de unos 14 años, en la casa del padre de Jean Carlos Estrada.

Un tercer hombre involucrado en esta bochornosa historia fue apresado por las autoridades en un barrio del Distrito Tres de la capital.

Niñas y adolescentes

Las primeras investigaciones hechas por la Policía revelan que las víctimas son niñas y adolescentes, cuyas edades oscilan entre los ocho y los 14 años.

Al menos dos de las seis niñas que eran utilizadas para realizar pornografía, son hijas del pescador, quien es vecino del papá de Jean Carlos Estrada.

Como parte de las investigaciones, la Policía está determinando la responsabilidad de las tutoras de las menores, porque varias de las niñas están bajo el cuido de sus mamás, que son amas de casa.

Las autoridades policiales sospechan que la captura de los tres hombres podría significar el desmantelamiento de una red internacional de proxenetas, y que podría haber más menores víctimas.

Tres mil dólares de paga

Ricardo Estrada, padre de Jean Carlos Estrada, dijo que su hijo, al regresar de Costa Rica hace cinco meses, le dijo que trabajaría para unos estadounidenses, haciendo filmaciones por un salario de 3 mil dólares mensuales.

En declaraciones a EL NUEVO DIARIO, el anciano reveló que las hijas de su vecino, el pescador, posaban para su hijo desde hace tres meses.

“Él (Jean Carlos Estrada) le pagaba al pescador para que le llevara a sus hijas a las sesiones de fotografía y video”, aseguró Ricardo Estrada, quien sostiene que desconoce el monto de la paga.

La versión de Ricardo Estrada fue corroborada por la esposa del pescador, quien también fue interrogada por la Policía, pero en un esfuerzo por salvar a su marido, dijo que las niñas posaban vestidas para el supuesto productor cinematográfico, “pero no sé por qué en las fotos aparecen desnudas”, agregó la mujer, con rostro de ingenuidad.

Ricardo Estrada también confirmó que el miércoles y el jueves de la semana en curso, vio salir de su casa a una colegiala de unos 14 años, a eso de las cuatro de la tarde, lo que lo motivó a que le llamara la atención a su hijo, por el riesgo que significaba estar llevando a menores de edad a las sesiones fotográficas y de filme.

Desde que Jean Carlos Estrada regresó a Nicaragua a finales del año pasado, ha hecho tres viajes a Costa Rica, donde supuestamente radican sus patronos estadounidenses, agregó el padre de uno de los acusados.