•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Al menos doce trabajadores fueron despedidos entre ayer y hoy en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua UNAN-León, por supuestas represalias políticas, denunciaron algunos de los afectados que laboraban en esa casa de estudios superiores.

“Creo que se trata de represalias políticas, suponemos que así es, hemos hablado con el vicerrector Wilber Salazar y Aleyda Trujillo del sindicato de trabajadores pero no tenemos respuesta, conocemos que nuestros puestos serán ocupados por (otros) dirigentes estudiantiles”, detalló Uriel Martínez, uno de los despedidos quien se desempeñaba en el área de Bienestar Estudiantil.

Martínez confirmó que entre los despedidos figuran cinco guías disciplinarios, tres cocineras, un bodeguero, un guarda de seguridad y otras dos personas.

Una fuente de Recursos Humanos de la institución educativa confirmó que los despidos fueron orientados por la rectora y diputada del Frente Sandinista Flor de María Valle.

En la carta de despido firmada por Vianney Fornos, directora de Recursos Humanos, se detalla que aplican el artículo 45 del Código del Trabajo, y por interés institucional de dicha alma mater.

“Deberían de estar fuera de la universidad gente que no respeta la ley, la constitución, la dignidad de los estudiantes y que no respetan a la gente que piensan diferentes a ellas”, aseguró Arnoldo Toruño, ex presidente del Sindicato de Profesionales de la Educación Superior (Siproes) de la UNAN-León.

Toruño afirmó que ante esta situación están pagando justo por pecadores porque son como réplicas de otros despidos que ocurren en otras instituciones del Estado, entre ellos sectores muy sensibles como en el sector salud con el despido de especialistas médicos.

“Dentro de la universidad han ocurrido situaciones graves, y las personas que fueron despedidas quizás nunca debieron salir, pero hay autoridades universitarias, dirigentes estudiantiles, que han cometido faltas muy graves contra los estatutos e incluso contra las leyes de la república”, dijo Toruño quien además fue decano de la Facultad de Ciencias Medicinas y laboró 44 años en dicha alma mater.

Las marchas y protestas en León se han realizado en apoyo a decenas de médicos especialistas que han sido despedidos por las autoridades de salud. José Luis González/ END

El ex funcionario agregó que en la UNAN-León no está funcionando la autonomía universitaria porque las decisiones las está tomando un partido político, y las autoridades locales son simplemente ejecutores de decisiones que vienen de fuera.

“La autonomía ha desaparecido totalmente y las autoridades universitarias son cómplices del gobierno que le interesa tener a todas las instituciones como instrumento a su servicio”, denunció.