•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La organización médica Project Health for León, de especialistas estadounidenses que realizan brigadas quirúrgicas en este departamento de Nicaragua, anunció la cancelación de dos jornadas, que estaban programadas para este año, por la crisis sociopolítica que afecta a Nicaragua desde hace cuatro meses y ha dejado más de 300 muertos y miles de heridos.

“Por causa de la violencia y la inestabilidad” del país, los médicos cancelaron una jornada que estaba programada para el mes de julio en la que se beneficiaría a 10 pacientes que necesitan procedimientos complejos, como ablaciones de arritmias e implantación de marcapasos y desfibriladores cardíacos, informó el proyecto esta semana.

A través de una carta dirigida a la doctora Judith Lejarza, directora del Hospital Escuela Óscar Danilo Rosales (Heodra) de León, el colectivo médico indicó que también suspenderá otra visita del grupo de cardiólogos de la Universidad de Carolina del Norte, que se efectuaría en septiembre.

Para esta actividad, los doctores realizarían valvuloplastías de válvulas pulmonares y mitrales, además de otros procedimientos, señala el documento firmado por el doctor Jonh Rose, en nombre de la junta directiva del proyecto.

Project Health for León es una iniciativa que ha conformado brigadas, conferencias, consultas e intercambios entre estudiantes de Medicina desde 1985. La última visita de los médicos a Nicaragua fue en febrero pasado, y en años anteriores han realizado procedimientos quirúrgicos complicados, como cirugías a corazón abierto, según explicó la organización.

Respaldan a médicos despedidos

En la carta dirigida a la directora del Heodra, los médicos del Project Health for León respaldan a los médicos despedidos de este hospital. 

“Como lo entendemos, sus únicos ‘pecados’ fueron el de tratar a pacientes con lesiones ocasionadas en protestas y el de exigir un divorcio de la práctica médica de la política. De haber actuado de otro modo, doctora Lejarza, pensamos que estaríamos violando el juramento médico y los derechos humanos”, expresa el escrito.

Asimismo, los médicos piden a Lejarza que “abogue” por los despedidos y que no se reemplace al personal nicaragüense calificado con doctores extranjeros por considerar que esto “causa desacierto y desacuerdo” en el país durante este contexto.

Al menos 30 miembros del personal médico del Heodra fueron despedidos a finales del mes pasado y a nivel nacional se estima que más de 200 médicos han sido corridos de las instituciones estatales, por mantener una postura crítica del Gobierno nicaragüense, según datos de la Asociación Médica Nicaragüense (AMN).