•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Víctor Díaz González es un campesino analfabeta de 24 años del sector de El Tule, Río San Juan, quien se convirtió este sábado en el  nicaragüense número 131 a quien la Fiscalía acusa por haber participado en los tranques antigubernamentales.

Al labriego, a quien la Fiscalía le atribuye la presunta coautoría de seis delitos, el juez Sexto Distrito Penal de Audiencia de Managua, Henry Morales Olivares, le dictó 18 días (hábiles) de prisión preventiva y le programó audiencia inicial para el próximo 12 de septiembre.

Los ilícitos que el Ministerio Público le atribuye a  Víctor Díaz  son terrorismo, secuestro simple,  lesiones graves, hurto, daño agravado  y obstrucción de funciones públicas (transporte).

Los hechos por los cuales la Fiscalía acusa a Víctor Díaz acontecieron entre el 29 de mayo del 2018  y el 15 de julio del mismo año, según la acusación fiscal donde también son acusados Cleto Gutiérrez y Miguel Rizo Campos, para quienes el judicial giró orden de captura.   

Plazo vencido

La abogada Verónica Nieto, quien ejerce la defensa de Víctor Díaz en representación de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH),  promovió un incidente de nulidad por violación a derechos constitucionales y una excepción por incompetencia territorial.

En el incidente de nulidad la abogada Nieto señaló que el iletrado acusado de terrorismo fue capturado por la Policía el 12 de agosto del año en curso, pero presentado ante la autoridad judicial hasta seis días (ayer sábado) después, cuando la Constitución dice que debe ser 48 horas después.

En la excepción por incompe-tencia territorial la abogada de la CPDH alegó que los hechos por los cuales Víctor Díaz es acusado acontecieron en la zona San Carlos, Río San Juan, y que por lo tanto  corresponde a un juez de esa circunscripción conocer de la causa.

Lo que  dijo el juez

El juez Henry Morales  al rechazar  el incidente de nulidad  manifestando que de acuerdo a sentencias de la Corte Suprema de Justicia, CSJ  la violación a los plazos constitucionales  por parte de la Policía o  la Fiscalía  no le resta facultades para hacer la audiencia preliminar.

Para no dar lugar al incidente por incompetencia jurisdiccional planteado por la defensa, Morales señaló que por estar ante “delitos de relevancia social y transcendencia nacional”, él, por ser juez de la capital, es competente para conocer de los mismos.

Oscar Benito Reyes, fiscal auxiliar, trató de justificar la presentación tardía de la acusación contra Díaz, alegando que los hechos acontecieron a 250 kilómetro de Managua y que por eso el escrito acusatorio fue presentado seis días después de la detención. Pero la abogada Nieto le aclaró que esa distancia se recorre en un bus de transporte colectivo en cinco o seis horas.