•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Al cumplirse cuatro meses del inicio de las protestas contra el gobierno del presidente Daniel Ortega, los nicaragüenses salieron masivamente a las calles este sábado bajo el lema “Aquí nada está normal”. 

En Managua, la participación fue masiva. Miles de capitalinos marcharon desde la rotonda Jean Paul Genie hasta la rotonda de Cristo Rey, gritando consignas antigubernamentales, articulando que el país no está normal, y exigiendo, una vez más, el adelanto de las elecciones, como una salida a la actual crisis.

“Aquí nada está normal. No es normal que uno se abstenga de salir de noche por miedo a que lo maten, no es normal que miles de chavalos se estén yendo a Costa Rica porque aquí sigue la persecución y no es normal que todavía haya gente presa solo por protestar”, expresó un estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua).

A lo largo del recorrido fue notorio el rechazo a los calificativos como “chingastes”, “puchitos” y “minúsculos” que ha usado el Gobierno para referirse a las personas que protestan contra el Gobierno.

“Cada vez que se insulta al pueblo, el pueblo sale masivamente para demostrar lo contrario. Aquí estamos, somos la mayoría y salimos por nuestra cuenta para pedir un cambio, para pedir justicia y democracia”, dijo la capitalina Karla Sequeira.

La marcha azul y blanco recorrió este sábado las calles de León, en la que participaron adultos, jóvenes y niños. José Luis Gonález\END

Durante el recorrido de la marcha, los manifestantes también pidieron la liberación de los “presos políticos”.

Datos de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) indican que en Nicaragua hay, al menos, 137 personas que están siendo judicializadas, acusadas de delitos como terrorismo, crimen organizado, secuestros, extorsión y hasta asesinatos por participar en las protestas antigubernamentales.

En los departamentos

La marcha “Aquí nada está normal” tuvo réplicas en las ciudades de León, Granada, Chinandega y Estelí, entre otras.

En León, los manifestantes se congregaron en el parque El Calvario y recorrieron varios puntos de la ciudad.

Al pasar por el Hospital Escuela Óscar Danilo Rosales hicieron un breve plantón para exigir a la directora Judith Lejarza que respete al gremio médico y, sobre todo, a los estudiantes que atendieron heridos durante las protestas, a quienes ahora les niegan el ingreso al centro asistencial cuando van a realizar sus prácticas profesionales.

La marcha en León culminó en la plaza San Sebastián, sin ningún incidente. Este domingo, a partir de las 2:00 p.m. habrá marcha en Masaya.

Cuatro meses de crisis

Este 18 de agosto, Nicaragua cumplió cuatro meses de crisis sociopolítica, que ha dejado entre 317 y 448 muertos, según organismos de derechos humanos.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) han responsabilizado al Gobierno de Nicaragua de “ejecuciones extrajudiciales, malos tratos, posibles actos de tortura y detenciones arbitrarias”, pero el Gobierno lo ha negado todo.

Simpatizantes del Gobierno también volvieron a marchar este sábado en Managua. Bismark Picado \END

Las protestas contra el Gobierno comenzaron por unas fallidas reformas al seguro social y se convirtieron en una exigencia de renuncia del presidente o adelanto de elecciones.

Simpatizantes del Gobierno también marchan

Simpatizantes de Daniel Ortega también realizaron este sábado una marcha en Managua. La manifestación salió del monumento Alexis Argüello hacia la rotonda Hugo Chávez.

Los leoneses continuaron marchando este sábado, uniéndose al lema: “nada está normal” Cortesía\END

El objetivo de esta fue una vez más pedir justicia por sus compañeros que han muerto durante las protestas que iniciaron el 18 de abril. También pretendían contrarrestar la marcha azul y blanco que realizaron los ciudadanos autoconvocados en la capital.

La manifestación pro-Gobierno inició a las 2:30 p.m. Al frente iba un despliegue de policías a pie y en motos. La mayoría de seguidores del Gobierno llegaron al punto de partida en buses del transporte urbano o de instituciones estatales.

Repetían las consignas “Queremos paz” y “Justicia” y dentro de la marcha había niños acompañados de sus padres.

La marcha pro-Gobierno contó con la participación de los brigadistas sanitarios del Ministerio de Salud, quienes vestían sus uniformes.

Ronald Gutiérrez, uno de los manifestantes del oficialismo, aseguró que llegó “para pedir la paz del país y apoyar los esfuerzos del Gobierno por la recuperación de la nación”.

Los manifestantes azul y blanco también recorrieron ayer las calles de Estelí. Cortesía\END

Agregó que no dejarán de manifestarse cada vez que sea necesario.

En el final de la marcha había un fuerte dispositivo policial. Antimotines fuertemente equipados estaban en las cercanías de la rotonda, además de policías encapuchados y con fusiles de guerra que se movilizaban a bordo de camionetas doble cabina, protegiendo a los manifestantes pro-Gobierno.Equipos de limpieza de la Alcaldía de Managua también iban detrás de la marcha, limpiando las calles de todo lo que tiraban los manifestantes. La marcha transcurrió sin ningún incidente.