•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Diversos clubes de motoristas de diferentes ciudades del país organizan hoy una caravana que partió del parque La Biblia, cerca del hotel Seminole, hasta el Zoológico Nacional, como una muestra de solidaridad y respaldo a la administración de este parque, que desde finales de julio lanzó un llamado de emergencia a la población en general.

En la actividad denominada SOS por el Zoológico Nacional, participan unos 500 motoristas y sus acompañantes, aseguró Rafael Cid.

Una vez al llegar al Zoológico los motoristas entregarían donativos de alimentos  y artículos de limpieza. Humberto galo/ END

"Saldremos desde el parque de la biblia, rodaremos hacia el monumento a Alexis Argüello y de ahí nos enrumbamos hacia el zoológico", dijo Cid.

Una vez que lleguen al Zoológico los motoristas entregarán donativos tales como frutas, alimentos para aves, equinos y una cantidad de dinero en efectivo.

Por su parte Iván Vanegas, otro de los organizadores señaló que en total son 28 clubs los que participan en esta acción de apoyo a los animales que necesitan alimentarse.

A finales de julio de este año, Marina Argüello, directora del Zoológico dijo que este año la Asamblea Nacional solo aprobó 4 millones de córdobas, de los 12 millones que necesita este centro paara operar normalmente.

"El zoológico se mantiene en gran parte de los ingresos que obtenemos de las entradas”, explicó en ese momento Argüello.

En esta actividad participa además de un club de autos y otras agrupaciones de motorizados independientes. Humberto Galo/ END

Sin embargo, durante dos meses el Zoológico permaneció cerrado por la crisis que vive el país desd el 18 de abril cuando empezaron las protestas contra el gobierno.

Durante ese tiempo que permanecieron cerrados, se dejaron de percibir ingresos, pero el lugar siguió recibiendo su debido mantenimiento y actualmente está en buenas condiciones para recibir a los visitantes.  Sus jaulas están limpias, al igual que todas las instalaciones.

El costo de la entrada se mantiene en 30 córdobas.

Los animales se encuentran en buen estado de salud y han podido ser alimentados gracias al apoyo de cientos de pobladores.