•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Tras oficiar la homilía dominical, el cardenal Leopoldo Brenes, presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), dijo hoy que la Arquidiócesis de San José, Costa Rica, tiene orientaciones de abrir las puertas de sus parroquias a católicos nicaragüenses que buscan refugio.

Brenes sostuvo que ha mantenido conversaciones con monseñor José Rafael Quirós, arzobispo de la arquidiócesis de San José, quien le confirmó la medida de respaldar a los emigrantes nicaragüenses.

"Él me decía que cuando sepa que (llegue) un ministro de la palabra, que se identifique con el párroco, para que lo integren en la parroquia, es un gesto muy hermoso de monseñor Quirós", afirmó el cardenal nicaragüense.

La solidaridad incluye a Ciudad Quesada, donde la diócesis local "ha creado algunos centros de refugio, clínicas, por si llega un nicaragüense enfermo, en las diócesis fronterizas, igual", resaltó Brenes..

La crisis socio política generada en el país desde el pasado 18 de abril ha provocado que decenas de nicaragüenses busquen refugio en Costa Rica.

El pasado sábado 18 de agosto se registró una manifestación xenofóbica contra nicas que se mantienen en el parque de La Merced que terminó en enfrentamientos con las fuerzas policiales, lo cual el cardenal calificó como “lamentable”.

Brenes indicó que los catequistas, delegados de la palabra, ministros extraordinarios de la iglesia en Nicaragua que han salido a Costa Rica y que lleguen a un templo católico en San José, deben identificarse en las parroquias para que puedan ser integrados a las mismas.

El Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de Costa Rica, informó hace unas semanas que en los últimos tres meses más de mil nicaragüenses han sido rechazados en puntos ciegos de la frontera y que la Policía de Fronteras ha detectado más de 20 casos de coyotaje, que fueron trasladados a las autoridades judiciales correspondientes.

“La cooperación internacional es la herramienta que estamos mirando como única posibilidad de que el país pueda responder a esta situación particular que está viviendo Nicaragua”, dijo la Vicepresidenta y Canciller de la República, Epsy Campbell.

“El Gobierno de la República de Costa Rica trabaja persistentemente en acciones coordinadas para garantizar la seguridad nacional ante la crisis humanitaria que enfrenta Nicaragua”, agregó Campbell.

En tanto, la Organización de Naciones Unidas (ONU), informó recientemente que unos 23,000 nicaragüenses ha intentado obtener un estatus de refugiado en Costa  desde el inicio de la crisis en abril.

"En los últimos meses, el número de solicitudes de asilo presentadas por nicaragüenses en Costa Rica y otros países aumentó de forma exponencial", declaró un portavoz de la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur), William Spindler, en rueda de prensa en Ginebra.

"Se registraron cerca de 8,000 solicitudes de asilo de ciudadanos nicaragüenses desde abril y unas 15,000 personas obtuvieron cita para registrarse posteriormente dado que las capacidades nacionales de tratamiento están superadas", explicó la portavoz de Acnur hace unas semanas.