•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Orar por la paz y la estabilidad del país fue lo que animó este domingo a centenares de católicos a peregrinar con la imagen de la virgen La Merced, patrona de León, hacia el antiguo Fortín de Acosasco, en la comunidad El Chagüe, ocho kilómetros al suroeste de la ciudad de León.

La venerada imagen salió a las siete de la mañana del Santuario de Nuestra Señora de La Merced, y durante el trayecto se apreciaron hermosos altares en las aceras de las casas, calles adornadas con banderines y chimbombas con el color de la bandera de la iglesia Católica.

Cientos de feligreses acompañan la imagen de la virgen La Merced. José Luis González/ END

La banda musical del Benemérito Cuerpo de Bomberos encabezó la actividad religiosa, que también contó con el acompañamiento de música filarmónica y el coro de este Santuario.

En el fortín, a las once de la mañana, los lugareños participaron de una eucaristía de acción de gracias, donde se aprovechó a orar por la paz y la estabilidad del país. La procesión retornó en horas de la tarde.

“La petición de nosotros es la paz, eso es lo que nosotros buscamos como nicaragüenses, nosotros no andamos con otra cosa más que con la fe de Dios y de la Virgen”, dijo Manuel Frank, tesorero de la Hermandad de Nuestra Señora de La Merced, quien comentó que dicha tradición cumple 16 años.

“Es una tradición religiosa que nos dejó monseñor Benito Pentzke, cuando fue rector de Santuario, en ese entonces se pedía a la Virgen La Merced su intersección ante Dios por la sequía y la incertidumbre que pasaba el país con pérdidas en las cosechas”, detalló Frank.

la peregrinación al Fortín de Acosasco  cumple 16 años. José Luis González/ END

“La peregrinación tiene un significado especial porque la imagen de nuestra patrona visita un lugar histórico, visita a una comunidad que también confía y ama a la madre de Dios, a quien le pedimos por la paz de Nicaragua y de todos los corazones”, expresó Jacinta Maravilla, otra de los feligreses que se sumó a la peregrinación.

Maravilla de 74 años, originaria de León comentó que durante los últimos 12 años ha participado con fervor y respeto en esta actividad.

El fortín fue construido en la cima del cerro Acosasco entre 1889 a 1890, durante el segundo mandato presidencial de Roberto Sacasa y este sitio es Patrimonio Histórico Nacional desde el 14 de julio de 1983.