•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Ministro de Seguridad de Costa Rica, Michael Soto, no descartó la posibilidad de que infiltrados sandinistas estén detrás de la agresión xenofóbica ocurrida el sábado en San José contra la migración nicaragüense.

“Nosotros no descartamos esa posibilidad, hemos tratado de identificar a todas las personas que están en todos los puntos donde están concentrados los migrantes para conocer quiénes son”, comentó el funcionario al diario costarricense La Nación, tras ser consultado sobre la presunta infiltración de simpatizantes del Frente Sandinista de Nicaragua.

“Lo que ocurrió ayer (sábado) es atípico, y es ahí donde eso podría tener sentido. Nosotros no somos así”, sostuvo.

El parque La Merced, sitio de reunión de nicaragüenses que viven en Costa Rica, fue el escenario de la manifestación que terminó en disturbios. Las autoridades arrestaron a 44 personas, la mayoría manifestantes costarricenses, y decomisaron desde máscaras y cuchillos, hasta machetes y bombas molotov.

El mismo sábado, las autoridades costarricenses aseguraron que el grupo de manifestantes se formó a través de redes sociales, sin un líder o grupo organizador claro y contaba en sus filas con integrantes con ideologías anárquicas, nazis, así como barras de futbol radicales.

Los cometarios xenófobos en redes sociales se han incrementado desde que en abril pasado estalló la crisis sociopolítica en Nicaragua y miles de nicaragüenses decidieron migrar a Costa Rica para proteger sus vidas.

En la manifestación xenofóbica del sábado pasado se escuchó a personas decir que no hay trabajo, ayudas sociales ni atención médica para los costarricenses por culpa de los nicaragüenses.

Noticias falsas

Un gran número de noticias falsas que circulan en redes sobre crímenes reales o inventados que son cometidos por y hasta de invasiones de militares y paramilitares, también fueron parte del caldo de cultivo de la marcha del sábado.

Sin embargo, el ministro de Seguridad comentó a La Nación que el ingreso de nicaragüenses a Costa Rica desde abril no ha conllevado un incremento de eventos violentos aquí ni de delitos cometidos por nicaragüenses.

“No tenemos ninguna situación. Obviamente la población nicaragüense en el país es alta y, de cuando en cuando, aparecen cometiendo delitos, ahí están las estadísticas. Ha sido lo de siempre; hay extranjeros que vienen y aportan mucho, la mayoría, y hay otros que no”, indicó Soto.

La agresión encendió las alarmas de las autoridades y ha sido condenada por organizaciones como la ONU. “Condenamos contundentemente toda violencia que afecte a civiles y expresamos nuestro apoyo al Estado costarricense en su actuar contra cualquier grupo que ponga en peligro la paz social del país con expresiones o actos de violencia y xenofobia”, dijo en un comunicado la representante del Sistema de Naciones Unidas en Costa Rica, Alice Shackelford.

Brenes: Iglesia costarricense abrirá puertas

José Isaac Espinoza

El cardenal Leopoldo Brenes dijo este domingo que la Arquidiócesis de San José, Costa Rica, tiene orientaciones de abrir las puertas de sus parroquias a los nicaragüenses que buscan refugio.

Brenes declaró que ha mantenido conversaciones con monseñor José Rafael Quirós, arzobispo de la Arquidiócesis de San José, quien le confirmó la medida de respaldar a los ciudadanos que han viajado al vecino país del sur para huir de la violencia en Nicaragua.

“Gracias a Dios hay mucho episcopado, de manera especial hemos estado hablando con el arzobispo de San José, que fue mi compañero de estudio, y él ha tenido un gesto bien hermoso, porque ha pedido a las parroquias que cuando llegue un nicaragüense le abran las puertas”, expresó el cardenal Brenes.

La crisis sociopolítica en Nicaragua ha provocado un incremento considerable en llegada de nicaragüenses a Costa Rica.

Religiosos entre migrantes

Brenes calificó de “lamentable” el sentimiento xenófobo que se ha despertado en la nación vecina y reveló que catequistas y religiosos también se cuentan entre los migrantes nicaragüenses.

“Yo le decía (a monseñor Quirós) que desgraciadamente algunos catequistas, algunos delegados de la palabra, ministros extraordinarios de la comunión, han tenido que salir fuera del país”, reveló Brenes al elogiar la disposición de ayuda de los religiosos costarricenses.

“Él me decía, cuando sepas que viene un delegado de la palabra que se identifique con el párroco y le diga que llega de Nicaragua, para que el párroco lo integre dentro de la parroquia. Es un gesto muy hermoso de monseñor Quirós”, compartió Brenes.

El jerarca de la Iglesia Católica expresó que otros obispos de Costa Rica también han mostrado disposición de apoyo a los nicaragüenses. “Por ejemplo, en la Diócesis de Ciudad de Quesada (frontera con Nicaragua) que es la Diócesis vecina, ha creado algunos centros de refugios y clínicas por si llegan nicaragüenses enfermos; también en Tilarán, Liberia, que son las diócesis fronterizas. Tenemos que agradecer a estos obispos que han tenido esa actitud con los nicaragüenses”, dijo.