•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La mayoría de solicitantes de refugio en Costa Rica, exactamente el 74%, son personas de origen nicaragüense, revelan datos de la Dirección General de Migración y Extranjería de ese país facilitados a El Nuevo Diario.

Según la información, los nicaragüenses han tramitado ante las autoridades ticas 10,619 solicitudes de refugio entre el 1 de enero y 14 de agosto de este año. En esta cifra se incluyen únicamente las personas que ya realizaron el trámite; no se reflejan las citas que se han otorgado para atender nuevas solicitudes.

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) indicó que el pasado 31 de julio que unos 15, 000 nicaragüenses ya tenían cita para registrarse más adelante.

El uso excesivo de la fuerza por parte de las autoridades, las persecuciones hacia manifestantes y la criminalización de las protestas han sido las principales razones para que miles de nicaragüenses hayan abandonado el país en los últimos meses, según han reportado diferentes organizaciones de derechos humanos.

A detalle, se muestra que solamente cuatro nicaragüenses solicitaron refugio en enero, diez lo hicieron en febrero y ocho en marzo. En abril, mes en que se desató la crisis que hasta el momento atraviesa Nicaragua, 24 solicitaron refugio; y en mayo este número aumentó a 87.

En los últimos tres meses, las solicitudes de refugio han incrementado exponencialmente: en junio las autoridades costarricenses tramitaron 3,344 solicitudes, en julio 5,279 y en los primeros 14 días del mes de agosto habían recibido 1,863 aplicaciones.

De acuerdo con la Unidad de Comunicación de la Dirección de Migración y Extranjería de Costa Rica, a la fecha estas solicitudes no han sido resueltas, por lo que aún no hay aprobadas o denegadas.

Daguer Hernández, subdirector de Migración y Extranjería de Costa Rica, dijo en una entrevista con El Nuevo Diario que normalmente las solicitudes se resuelven en un tiempo de tres meses. Añadió que una gran cantidad de solicitantes ya residían en Costa Rica y solo buscan legalizar su situación migratoria a través de la figura de refugio.

Otros solicitantes

Además de nicaragüenses, las autoridades de Costa Rica han recibido en lo que va de 2018 solicitudes de refugio por parte de 2,158 venezolanos (15%); 901 salvadoreños (6%); 429 colombianos (3%) y 156 hondureños (1%). También registran menos de 200 casos de ciudadanos provenientes de África, Asia, Europa y otros países latinoamericanos y caribeños.

La legislación costarricense reconoce como refugiadas a las personas que debido a “fundados temores” de ser perseguidas por motivos de raza, religión, nacionalidad, género, pertenencia a determinado grupo social u opiniones políticas, “se encuentre fuera del país de nacionalidad o residencia habitual y no pueda o a causa de dichos temores, no quiera acogerse a la protección de tal país” ni regresar a su país de origen a causa de dichos temores.