•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Después de  tres  audiencias de juicio, el Ministerio Público no ha aportado pruebas directas, ni indiciarias contra Brandon Lovo Taylor y Glen Slate, los dos jóvenes acusados de matar a tiros al periodista Ángel Gahona López.

En la continuación del juicio al cual solo tienen acceso los medios oficialistas por disposición del juez Sexto Distrito Penal de Juicio de la capital, Ernesto Rodríguez Mejía, declaró como testigo el policía Anselmo Rodríguez López, quien, además, aparece como víctima de homicidio frustrado porque el día de los hechos fue herido de bala en el abdomen.

 Disparan a caravana en Masaya

Al ser preguntado si observó a Taylor y Slate frente a la discoteca Bacu, en Bluefields, Rodríguez López respondió que no, reveló a El Nuevo Diario una fuente vinculada al proceso judicial.

Según la Fiscalía, los disparos contra Gahona y el agente policial fueron realizados desde la mencionada discoteca.   

Sin residuos de pólvora

En el juicio también declaró el perito químico José Sequeira Gutiérrez, cuyo informe concluye que no fueron encontrados residuos de pólvora en las manos de Brandon Lovo y Glen Slate.

El Ministerio Púbico sostiene que Lovo fue quien accionó el arma contra y Rodríguez  López y, por tanto, debieron haberle encontrado residuo de productos nitrados, explicó un exoficial del Instituto de Ciencia Forense.

 Caravana a beneficio del zoológico

En la audiencia de juicio también compareció  Ernesto Castrillo quien presentó un informe  pericial químico de huellas de disparo en las dos mochilas ocupadas como evidencias para inculpar a los acusados.

El perito Castrillo  no encontró residuos de pólvora en  la parte exterior de las mochilas donde, según la Fiscalía, fue escondida el arma asesina, pero si en el interior de las mismas, según el informe pericial.

Castrillo también dijo haber encontrado residuos de pólvora en el arma artesanal que presuntamente fue utilizada para cometer el crimen a pesar que estuvo varios días en la bahía de Bluefields sumergida en agua salada.

Entre hoy y el próximo 25 de agosto están programadas audiencias de juicio de este caso.