•  |
  •  |
  • END

La Policía Nacional dejó claro que no investigará las empresas fantasmas que según la Policía de España, tiene en Nicaragua el ex vicepresidente de Infancia sin Fronteras, Miguel Ángel Gisbert, encausado por supuesto tráfico de inmigrantes cubanos, lavado de capitales y clonación de tarjetas de crédito.

El comisionado general Javier Meynard, Subdirector de la Policía Nacional, confirmó que hasta ahora la Policía no tiene solicitud de su homóloga española sobre las actividades de Gisbert en Nicaragua.

“No tenemos ninguna solicitud de investigación”, reiteró Meynard, para quien esa solicitud es la base fundamental en el inicio de una investigación. Según la Policía española, sirvieron para lograr el tráfico de cubanos hacia España y desde ahí a México.

Lo confirmado por la Policía de España es que la agrupación a la que pertenecía Gisbert utilizaba empresas “fantasmas” en Nicaragua para simular empleos, y emitía invitaciones laborales a los cubanos cuando estaban en Nicaragua, desde donde eran trasladados hacia España.

Meynard dijo no tener conocimiento de lo que está investigando la Policía de España. “No tenemos ninguna solicitud alrededor de este tema y no sabemos qué han hecho los españoles”, declaró el jefe policial.

Reitera colaboración en captura de narco

El subdirector de la Policía Nacional reiteró que esta institución contribuyó en la captura del narcotraficante salvadoreño, Reynerio Flores Lazo, logrado por la Interpol en Honduras y deportado hacia El Salvador, donde es procesado por actividades ilícitas.

Aseguró que Reynerio “se convirtió en un blanco de todas las policías del área”, y que el resultado del trabajo de la región fue “su captura en Honduras”. Explicó que en Nicaragua Flores Lazo tiene una causa judicial abierta generada por el narcotráfico, y que las autoridades seguirán “las regulaciones y acuerdos internacionales establecidos, y poder presentar nuestro caso, para que el Poder Judicial pueda fallar sobre nuestra causa”.

Reiteró que gracias el trabajo de la Policía Nacional, en Nicaragua se logró destruir toda la base social que tenía Flores Lazo, les ocuparon 28 camiones usados para el traslado de droga y se capturó y envió a los tribunales a los miembros de su agrupación.