•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Al menos 40 personas habrían sido despedidas este lunes de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN- Managua), según denunció una de las personas que le fue cancelado su contrato laboral.

La fuente, quien solicitó el anonimato por temor a futuras represalias, contó que los despidos han alcanzado a docentes de planta y trabajadores administrativos de diversas Facultades (Humanidades, Administración, Medicina) y departamentos académicos.

Esta es la carta de despido que entregaron hoy a unos 40 trabajadores de la UNAN Managua. Cortesía/ END

“Hoy nos citaron para reintegrarnos a nuestras labores, nos pidieron ingresar por diversos portones en dependencia del área para la que trabajábamos. Una vez dentro a algunos se nos informó que se prescindía de nuestros servicios a través de una carta que cita el artículo 45 del Código del Trabajo”, dijo la fuente.

La persona denunciante, quien laboró siete años en una de las facultades de la UNAN-Managua, considera que estos nuevos despidos podrían obedecer a una revancha política porque algunos de los despedidos disentían del tipo de acciones y postura de las autoridades superiores de esa casa de estudios en la actual crisis política que vive el país desde abril pasado.

La fuente contó que los despidos han alcanzado a docentes de planta y trabajadores administrativos de diversas Facultades (Humanidades, Administración, Medicina) y departamentos académicos. Archivo/ END

“Uno no es insensible a las acciones que se hacían  en contra de los estudiantes que habían demandado un cambio en la UNAN, algunos habíamos participado en marchas inclusive, creo que entre todos los despedidos, entre docentes y personal administrativo habrán sido unos 40”, agregó la fuente.

Estos despidos se unen a otros 12 que se registraron la semana pasada en la sede de la UNAN-León, ubicada a 90 kilómetros al occidente de Managua.

El campus de la UNAN Managua había permanecido cerrado para el personal administrativo desde mediados de mayo pasado, cuando un grupo de estudiantes de diversas facultades decidieron tomarse el recinto “Rubén Darío”, en demanda de una verdadera autonomía universitaria y por reformas a los estatutos de la Unión Nicaragüense de Estudiantes de Nicaragua (UNEN).

Imagen de archivo durante los funerales de una de las víctimas tras los ataques de policías y paramilitares a los estudiantes universitarios atrincherados en la UNAN Managua. Archivo/ END

Los manifestantes estuvieron en control del área hasta el pasado 13 de julio, cuando mediante un operativo conjunto realizado por miembros de la Policía Nacional y civiles armados fueron expulsados del recinto y forzados a refugiarse en la parroquia Divina Misericordia, cercana a la UNAN Managua, en donde fueron atacados a balazos durante toda la noche, resultando dos estudiantes muertos y varios heridos.