•  |
  •  |
  • END

La Procuraduría Nacional para la Defensa del Medio Ambiente y de los Recursos Naturales realizará la próxima semana una inspección en la empresa Plásticos Modernos, ubicada en el kilómetro 4 de la Carretera Norte, para verificar la denuncia interpuesta por pobladores vecinos al lugar que se quejaron de contaminación acústica y de la existencia de partículas tóxicas en el ambiente, producto de la operación supuestamente descuidada de la empresa.

Según José Luis García, Procurador Nacional Ambiental, el problema con Plásticos Modernos data de 2001, cuando los pobladores interpusieron denuncia ante esa institución, y después de lograr el cierre temporal de una de las áreas (cliché, sellado de las bolsas) con resolución del Ministerio de Salud, los dueños apelaron y lograron la revocación de la sentencia.

“Nosotros apelamos, pero nunca contestaron el recurso. Ahora, ocho años después, los pobladores nuevamente se están quejando de contaminación acústica y del aire por partículas materiales que causan males respiratorios, en la piel y ojos, más el estrés que causa no dormir, por lo que solicitan un proceso administrativo”, explicó García.

Ahora ya se hicieron las coordinaciones entre el Minsa, la Alcaldía, el Ministerio Público y el Marena para realizar las inspecciones en conjunto y darle agilidad al caso denunciado.

Medidas

Entre las acciones que realizarán para estudiar el caso de contaminación al ambiente está una inspección diurna y una nocturna en el lugar, para estudiar la contaminación acústica que provocan las plantas mecánicas que funcionan las 24 horas del día.

“Es maquinaria mecánica que genera mucho ruido, que durante el día no se percibe mucho, pero en el silencio de la madrugada se escucha fuerte, en este sentido vamos a solicitar una inspección diurna y una nocturna para poder determinar la intensidad de desniveles del ruido”, expresó el Procurador.

Para ver la segunda parte de la denuncia sobre la emisión de partículas, se solicitará un monitoreo de calidad de aire.

Además, se pedirá al Ministerio de Salud una valoración médica completa de las personas que se manifiestan afectadas, para determinar la ruta crítica del contaminante y poder demostrar que los síntomas en la salud de las personas son efecto de la inhalación de gases y vapores que emanen de la empresa denunciada, explicó García.

El procurador nacional ambiental dejó claro que no están en contra de la empresa, pero tutela los derechos de los ciudadanos, consignados en el artículo 60 de la Constitución Política, garantizando el derecho del pueblo a habitar en un ambiente saludable.