•  |
  •  |
  • END

El titular del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio, Mific, Orlando Solórzano, aseguró que no existe ningún funcionario del gobierno detrás de las importaciones de carne de cerdo que según representantes del sector de porcinocultores, los está llevando prácticamente a la quiebra.

“Hemos examinado las escrituras de constitución social de los importadoras y no hay ningún indicativo que demuestre que un alto funcionario es propietario o socio de alguna. Son nueve empresas, entre las que encontramos PriceSmart, Delicarne y Delmor, así como dos personas particulares que nada tienen que ver con el gobierno”, señaló Solórzano.

De igual forma, dijo que estas son actividades legales comprendidas en el contingente arancelario acordado en el Tratado de Libre Comercio firmado entre Centroamérica, Estados Unidos y República Dominicana (DR-Cafta en inglés), por lo que continuarán realizándose.

“Dentro del convenio comercial hay un tratamiento especial para la carne de cerdo, que dice que para este año hay una cuota con cero por ciento de impuesto, que es de 1400 toneladas métricas, que irán creciendo sucesivamente cada año 100 toneladas hasta llegar a 2020”, refirió.

Según Solórzano, para darle una solución positiva a todo el sector de los porcinocultores, es necesario que se sienten a conversar las autoridades del Mific, del Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor, los dueños de granjas de cerdos y embutidoras, para estudiar las posibles salidas al problema.

“Existe una solución, pero debemos trabajar juntos para encontrarla”, enfatizó el ministro Solórzano.

Tendrían que renegociar

Por su parte, Jesús Bermúdez, Director de Aplicación de Tratados del Mific, aseguró que para poder tratar el tema de las cuotas, se tendría que hacer una renegociación con los Estados Unidos, lo que implicaría hacer una concesión.

“Definitivamente es una cuota de ineludible cumplimiento, y la verdad es que estamos con las manos atadas en el marco jurídico”, afirmó Bermúdez.

A pesar de que una solución para este sector parece complicada, el presidente de la Asociación Nacional de Porcinocultores, Milton Arcia, no pierde las esperanzas de que el gobierno los apoye.

“Se supone que este gobierno protege a los pequeños productores, así que todos esperamos que no nos abandone en estos momentos de crisis. Además, lo que pedimos es que detengan las importaciones de carne de cerdo temporalmente, mientras la influenza sigue provocando una disminución en el consumo del producto, así como ya lo han hecho otros países o nos iremos todos a la ruina”, expresó Arcia.