•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Ofciales de la Policía Nacional de Estelí procedieron esta mañana a desalojar a unas 30 familias que se habían tomado ilegalmente un terreno ubicado entre los barrios Filemón Rivera y Milenia Hernandez, en la zona conocida como campo Los Placeres, ubicada a orillas del río Estelí, de esta ciudad.

El área que fue desalojada esta mañana es de un poco más de seis manzanas  y su propietario es un señor de nombre Orlando Valenzuela.

Vecinos del lugar que prefirieron el anonimato señalaron que a una familia el mes pasado le llegó el recibo de cobro por el servicio de agua potable por más de cinco mil córdobas porque arbitrariamente los toma tierras se pegaron ilegalmente a su conexión de agua.

Esta zona donde se habían asentado estas familias es un área susceptible a inundaciones por estar próxima al río Estelí.

En el sector conocido como Villa Sandino, ubicado al noroeste de la ciudad, también fueron desalojadas otras 25 personas que se habían tomado más de dos manzanas de terrenos, propiedad de una lotificación adscrita a la Cooperativa de Viviendas Similares Conexos y Otros Familia Feliz (Cooviscof).

Esos terremos en Villa Sandino están destinados para calles, áreas verdes y parques, aseguró el presidente de la Cooviscof Alejandro Salgado, quien además agregó que las pérdidas ocasionadas por esos hechos son cuantiosas.

También el ciudadano Mario Herrera ha señalado que unas 36 manzanas terrenos que pertenecen a su  familia han sido ocupadas por toma tierras, afectando galpones que eran destinados para el cultivo de tabaco.

A nivel de todo el municipio, según la Comisión de Seguridad que preside el maestro y comerciante Álvaro Moncada, más de 60 manzanas de terrenos privados y destinadas a áreas verdes han sido tomadas.

En el departamento de Estelí se registran invasiones de tierras en más de 60 manzanas. Máximo Rugama/ END

Según Alejandro Salgado, quien también es miembro de la Comisión de Seguridad de Estelí, doce propietarios entre personas naturales y jurídicas como son tres lotificadoras y dos urbanizadoras han sido perjudicadas con las invasiones de terrenos con afectaciones directas que superan los veinte mil dólares por daños a cercos de alambres y portones, excavaciones de zanjas, entre otros daños.

Los invasores de tierras han provocado daños severos también en la propiedad de don Felipe Alaniz, un área de 2.5 manzanas ubicadas en la comunidad La Thompson, una zona suburbana, ubicada a unos 4 kilómetros al Norte de la ciudad.

  • Recuperan propiedades ocupadas por tomatierras

En la propiedad de Alaniz fue destruido un portón de hierro, un cerco de piedra y pasto para el ganado, tras asentarse de forma ilegal unas 25 familias.

Otras áreas de terrenos próximos al barrio Luz y Vida que se habían tomado ya fueron desalojadas.