•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El senador republicano Marco Rubio presentó este martes una propuesta legal que obliga al Gobierno de Estados Unidos a informar sobre las consecuencias que tienen para la seguridad nacional estadounidense las crisis de Venezuela y Nicaragua.

Según fuentes de su oficina, como miembro del Comité de Asignaciones en el Senado, Rubio presentó una enmienda a un proyecto de ley de presupuesto de Defensa para el año fiscal 2019, que comienza en octubre, que exige al Gobierno presentar dicho informe.

 Desalojan a tomatierras en Estelí

En concreto, de ser aprobado, el gobierno del presidente Donald Trump debería informar al Congreso sobre cómo la actual “crisis política, económica y humanitaria” en Venezuela y en Nicaragua afecta la seguridad nacional de los EE. UU. y a la estabilidad en Latinoamérica, dijo la fuente.

Marco Rubio, senador republicano.

Así mismo, requiere al Departamento de Defensa describir cómo se encuentra actualmente el Comando Sur para abordar esos retos.

El reporte deberían realizarlo el secretario de Defensa, James Mattis, junto con el director de la Inteligencia Nacional, Dan Coats, y el secretario de Estado, Mike Pompeo.

Mitigación  de crisis

Además de las implicaciones de las crisis de Nicaragua y Venezuela, el informe debe incluir qué opciones políticas debe considerar Estados Unidos para mitigar esas amenazas.

Igualmente, cómo puede Washington mejorar sus alianzas de seguridad “con Colombia y otros aliados estratégicos en la región” y qué apoyo financiero adicional puede requerir el Comando Sur.

 Asesinato de Gahona sigue sin resolverse

Rubio también pide información sobre “cómo está posicionado el Departamento de Defensa para abordar el empeoramiento de la inestabilidad en Venezuela y Nicaragua”.

El Gobierno de Nicaragua enfrenta la mayor crisis en sus 11 años de mandato, con multitudinarias manifestaciones que comenzaron en abril pasado y que han dejado cientos de muertos.

En Venezuela, por su parte, la situación se ha ido deteriorando en los últimos años y ha derivado en una crisis humanitaria con miles de personas huyendo actualmente del país.