•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El empresario guatemalteco Gustavo Adolfo Herrera Castillo recibió asilo en Nicaragua, tras declararse “perseguido político” por  la Comisión Internacional contra la Impunidad de Guatemala (Cicig), confirmó el diario oficial La Gaceta.

Herrera ha sido acusado por una estafa millonaria al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) y por estafa propia, apropiación y retención indebidas, según medios de comunicación de su país.

 Senador pide informe de efectos de la crisis nica

El empresario alega que la Cicig prepara una comparecencia por los delitos antes mencionados, de los cuales ya ha sido sobreseído. Según medios de comunicaciones de Guatemala, fueron unos US$7.3 millones del IGSS lavados que involucran a Herrera y 35 personas más.

A Gustavo Adolfo Herrera Castillo se le señala de haber estafado con un monto millonario al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS).

Herrera ha negado su participación en esas transacciones; sin embargo, es considerado como una pieza clave en el ajedrez político de Guatemala.

El asilo se hace efectivo por medio de una resolución del Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua, publicado en La Gaceta, diario oficial, el 20 de agosto, indicando que “se ha iniciado una tercera persecución penal, por parte de la Cicig, a través de la fiscal general de la República, la cual evidencia con comunicación del 20 de abril de 2018, dirigida a la juez Undécimo de Primera Instancia Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente del Departamento de Guatemala”.

 Desalojan a tomatierras en Estelí

El empresario alega que su vida, integridad física, seguridad y libertad están amenazadas y considera “que dicho proceso no se encuentra en trámite en virtud del auto de desestimación y archivo, y que se trata de persecución política contra su persona”, expresa la resolución ministerial.

La defensa

La Gaceta detalla que, en marzo de 2009, el acusado fue sobreseído “de forma parcial” por el delito de lavado de dinero u otros activos, “por ser evidente la falta de alguna de las condiciones para la imposición de una pena en su contra y no concurrir los presupuestos procesales y materiales necesarios para su imputación objetiva penal”.

A Gustavo Adolfo Herrera Castillo se le señala de haber estafado con un monto millonario al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS).

También refiere que la autoridad judicial ordenó, a solicitud del Ministerio Público, la desestimación y archivo del proceso de referencia “que dentro del proceso judicial que nos ocupa, se genera doble persecución, la cual es completamente ilegal”.