•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuatro ciudadanos de Diriamba fueron acusados este martes en el Juzgado de Distrito Penal de Audiencias de Diriamba, Carazo, a quienes la Fiscalía les imputa los delitos de secuestro simple, crimen organizado, entorpecimiento del servicio público (transporte) y tortura.

Los acusados son Vidal José Canizales Hernández, Pedro José Flores Álvarez, Antonio Álvarez García y Hernán de Jesús López.

 Encapuchados llevan a Cárdenas a El Chipote

En la acusación aparecen como víctimas dos trabajadores de la Alcaldía de Diriamba, quienes según el ente acusador, fueron secuestrados y torturados por los acusados que estuvieron en un tranque antigubernamental.

Fanny García, abuela materna de Antonio Álvarez García, de 18 años, uno de los cuatro acusados, denunció que su nieto fue sacado por la fuerza desde el interior de su vivienda el 16 de agosto.

“Él recibió un disparo en la espalda el día del ataque a Diriamba (el 15 de julio) él iba para su trabajo, yo lo llevé al hospital pero las monjitas me dijeron que tenía que sacarlo antes que llegaran los paramilitares”, relató  Fanny García.

Engañados y torturados

Antonio Álvarez  estuvo  tres  semanas fuera de Diriamba y la Policía hizo una reunión en el colegio Centro Escolar y dijeron que ya no los iban a buscar ni a encarcelar, “que las madres podíamos estar tranquilas, por eso él regresó a la casa confiado, pero todo era mentira porque nos allanaron la casa y se lo llevaron. Ahora aparece acusado de un montón de delitos”, expresó  la abuela del reo político.

Fátima Álvarez, madre de Ismael, aseguró que su hijo fue torturado, que le tiraron agua y le pusieron cables eléctricos en los pies. Eso se lo hicieron en la cárcel móvil que está en el parque de Diriamba y luego lo trasladaron a Jinotepe.

 Nicaragua asila a acusado en Guatemala

“Nosotros somos de escasos recursos y no tenemos para pagar abogado y no confiamos en el de oficio porque es pagado por el Gobierno”, expresó la mujer en medio de llantos.

Aída Hernández, madre de Vidal  Canizales Hernández, por segunda vez denunció a este medio de comunicación que a su hijo no lo han dejado de golpear y que está detenido injustamente.

“¿Cómo es posible que estén haciendo esta injusticia con personas inocentes? Han puesto a mi familia por el suelo, no somos delincuentes, mi hijo no es ningún terrorista y tampoco ha participado en ningún tranque. Además, nos cerraron las puertas, no nos dejaron estar presentes en la audiencia, esto es un atropello a los derechos humanos”, indicó Hernández.

Rito José Cruz, abogado defensor de Hernán de Jesús López, afirmó que esta es la segunda audiencia que se realiza y aún no hay pruebas contundentes en contra de su representado.