•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Sin atención médica está Elsa Valle, de 18 años, detenida en las cárceles del penal La Esperanza, del Sistema Penitenciario Nacional, por participar en la toma de la Universidad Politécnica (Upoli), denunció su padre, Carlos Valle, a quien no le permiten visitarla.

Valle denunció ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) que, a través de familiares de otras detenidas, conoció que Elsa sufrió un golpe en el pie durante el día que les permiten ir al patio y, a pesar de los gritos de dolor, no fue asistida y sigue sin ser tratada por un médico.

 Lista de médicos despedidos asciende a 240

Elsa Valle, estudiante de Periodismo, colaboró con los estudiantes durante la toma de la Upoli y se encargaba de administrar suministros como alimentos, medicina y agua para los protestantes que permanecían en las instalaciones. 

Después de que los estudiantes decidieron entregar la universidad, ella fue detenida por la policía el 14 de julio en una casa donde almorzaba con amigas que también participaron en las protestas y, aunque no les encontraron nada, se le acusa de tenencia ilegal de armas.

En la denuncia se alega que en el penal La Esperanza, las detenidas por las protestas son maltratadas y no tienen los mismos derechos que las reas comunes.

Indolencia de autoridades

Julio Montenegro, asesor legal de CPDH, dijo que Elsa, luego de haberse lastimado, fue enviada a su galera con mucho dolor.

Ante la indolencia de las autoridades del SPN, las galerías 5 y 6, de reas comunes, se solidarizaron exigiéndole a la dirección del penal que la muchacha fuera atendida, por lo cual media docena de ellas fueron puestas en aislamiento como castigo.

 Cuatro protestantes diriambinos acusados de delitos graves

La denuncia también señala que hay mucho maltrato a las detenidas de las protestas, quienes sufren trato soez, recorte de visitas y están confinadas a las celdas de aislamiento.

En el penal, las detenidas reconocieron entre los oficiales del SPN a varios de sus torturadores de la Dirección de Auxilio Nacional, mejor conocido como El Chipote.

Montenegro indicó que han tenido diversas denuncias de familiares que piden a la CPDH su presencia, dadas las pésimas condiciones en la penitenciaría, sin embargo las autoridades no permiten la presencia de organizaciones de derechos humanos.

 Encapuchados llevan a Cárdenas a El Chipote

Carlos Valle dijo que Irlanda Jerez, Yuri Clerk e Irma Centeno, entre otras mujeres que guardan prisión por las protestas, también permanecen detenidas en las celdas de aislamiento en la galería 4.

Agregó que no tienen beneficios, solo les permiten una ahora de sol a la semana, no permiten que se comuniquen telefónicamente y durante el mes de detención solo una vez les han permitido la visita.