•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Familiares de Jerry Zapata Zelaya, uno de los cuatro jóvenes detenidos el pasado domingo durante una caravana que se dirigía de Managua a Masaya, rechazaron las acusaciones de terrorismo y tenencia ilegal de armas que le atribuyen las autoridades policiales.

Maria Luisa Zapata Zelaya expuso que su hermano tenía trabajo estable, era miembro de iglesia apostólica y “lo único que hizo fue participar a la marcha del domingo”, entre otras a las que asistió.

Jerry Zapata fue capturado el domingo por parapolicías y tropas especiales de la Policías Nacional que se movilizaban en una camioneta y que interceptaron el paso a la caravana Azul y Blanco que se dirigía a Masaya.

"Mi hermano iba en su moto y fue detenido por parapolicías junto a policías bajo el mando del comisionado (Ramón) Avellán, en antes de entrar al poblado de Nindirí", dijo la señora Zapata.

Zapata cuestionó que a su hermano le atribuyan los delitos de terrorismo, tenencia ilegal de armas y municiones de lo que es acusado, cuando las condiciones en que se movilizaba no daba lugar a cargar cosas.

"A él (Jerry Zapata Zelaya) lo acusan de tenencia de armas, pero ¿cómo podía andar armas si va en moto simple y sin mochila? Así que no me explico dónde portaba armas", argumentó Zapata, quien hizo la denuncia ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), donde demandó al gobierno la liberación de su hermano.

En las imágenes tomadas durante la marcha, a Jerry Zapata Zelaya se le ve vistiendo camiseta amarilla sobre su moto al frente de la caravana Azul y Blanco, sin ningún implemento, ni mochila.  

Marcos Carmona, director de CPDH, indicó que esta captura es evidentemente otra detención ilegal y una forma de criminalizar las protestas de la población.

"Es parte de la represión y la criminalización de las protestas pacíficas. Esto es condenable porque la Constitución de la República nos da derecho a protestar, a movilizarnos libremente. Ya estamos cansados de estas cacerías y persecución masiva de los nicaragüenses que protestan contra el gobierno que se muestra intolerante”, dijo Carmona.

El director de la CPDH indicó que darán acompañamiento legal al detenido e instó al Gobierno a frenar todo tipo de acciones represivas.

“Seguiremos documentando todos estos atropellos e informando a nivel internacional lo de estas violaciones a los derechos humanos”, sentenció Carmona.