•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Tres meses más de arresto preventivo deberá descontar Wálter Méndez León, señalado de ser miembro del Movimiento de Autoconvocados, que participó en los tranques y protestas contra el gobierno en Jinotepe, Carazo y quien ahora el Ministerio Público le atribuye los delitos de robos con fuerza y crimen organizado.

Así lo decidió este miércoles el juez suplente Décimo Distrito Penal de Audiencia de la capital, Félix Salmerón, quien programó un juicio a Wálter Méndez para el próximo 12 de noviembre y le ratificó la prisión preventiva.

En la acusación, la Fiscalía asegura que Wálter Méndez el 12 de junio de este año se robó una ambulancia propiedad del Ministerio de Salud asignada al Sistema Local de Atención integral en Salud, (Silais) de Jinotepe, Carazo.

Al manifestante antigubernamental  también le atribuyen el robo de material médico de reposición del Silais, un televisor valorado en C$ 17,137 y 10 mil córdobas que estaban en una caja fuerte del Silais, según la acusación fiscal.

Walter Méndez quien lidereó un tranque ubicado en el colegio San José en Jinotepe, Carazo  fue  capturado  el 2 de agosto pasado en su casa de habitación, donde según el ente acusador le fue ocupada la ambulancia propiedad del Silais de esa ciudad.

En el escrito acusatorio se asegura que al momento de su detención en su casa, a Walter Méndez le fueron ocupados gasas, guantes quirúrgicos, algodón y medicamento en su mayoría para la gripe.

Para justificar la petición de prisión preventiva para el acusado la representación del Ministerio Público alegó que los ilícitos atribuidos a Walter Méndez “son delitos muy graves”.

Mientras la defensa del manifestante opositor, se limitó a decir que no se oponía a la oferta probatoria presentada por el Ministerio Público en la audiencia inicial,  y tampoco se oponía a la orden de arresto preventivo porque este se establece en las leyes que han reformado del Código Procesal Penal, CPP.