•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Kevin Sullivan, nominado como embajador de Estados Unidos en Nicaragua, dijo este miércoles que de ser confirmado en el cargo se enfocará en pedir la liberación de las personas “detenidas arbitrariamente”, impulsar elecciones anticipadas con observación internacional y analizar el acercamiento del Gobierno de Nicaragua con Rusia.

Durante una audiencia en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, Sullivan también expresó su respaldo al trabajo en Nicaragua de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), y a la iglesia católica, como mediadora y testigo en el diálogo nacional.

 Promotora de Metro denuncia agresión

“Si soy confirmado en el cargo, pediré con urgencia al Gobierno de Nicaragua la liberación de las personas detenidas arbitrariamente”, indicó Sullivan ante los senadores.

Kevin Sullivan, nominado como embajador de Estados Unidos en Nicaragua. EFE/END

La audiencia la dirigió el senador republicano Marco Rubio y también hicieron preguntas los senadores Bob Menéndez, Ben Cardin y Jeanne Shaheen, entre otros.

Menéndez preguntó a Sullivan su opinión sobre la posibilidad de aplicar sanciones al Gobierno de Nicaragua.

“Puedo decir que de ser confirmado, trabajaría y discutiría sobre la aplicación de sanciones al Gobierno de Nicaragua para demostrar nuestra seriedad sobre nuestra preocupación en los problemas de los derechos humanos”, respondió Sullivan.

Sobre esa línea, el senador Ben Cardin preguntó a Sullivan si se comprometerá a entregar información sobre personas que deberían ser consideradas para aplicarles la Ley Magnitsky, a lo que respondió: “Sí, senador, lo haré”.

Añadió que conoce que en Estados Unidos se discute la posibilidad de aplicar nuevas sanciones al gobierno de Ortega, luego de que se impusiera la Ley Magnitsky a cuatro funcionarios: Roberto Rivas, Fidel Moreno, Francisco López y Francisco Díaz.

La audiencia para Sullivan estuvo centrada en el trabajo que hará sobre la crisis en Nicaragua, que comenzó el pasado 18 de abril.

 Ortega dice que sigue pendiente la reforma al INSS

El diplomático, con 30 años de carrera, la mayoría en el hemisferio occidental, sostuvo que la solución pacífica a la crisis en Nicaragua pasa por elecciones anticipadas con observación internacional.

“Las soluciones sostenibles solo pueden encontrarse en elecciones anticipadas y justas, con observación internacional para que los nicaragüenses puedan decidir libremente el destino de su país”, afirmó Sullivan.

Por otro lado, expresó que la crisis en Nicaragua no solo pone en riesgo a este país, sino que tiene “efectos negativos” en el resto de Centroamérica.

“Como han dicho el vicepresidente (de Estados Unidos) Mike Pence y el secretario de Estado, Mike Pompeo, nos unimos a las demás naciones del mundo demandando que el gobierno de Ortega responda a las peticiones del pueblo de Nicaragua por una reforma democrática y arreste a los responsables de los actos de violencia”, declaró.

Mejores aliados que Rusia

Los senadores también consultaron a Sullivan sus impresiones sobre las relaciones de Rusia con el Gobierno de Nicaragua, y el efecto del reciente rompimiento de relaciones diplomáticas de El Salvador con Taiwán.

“Estoy preocupado por una creciente influencia de Rusia en Nicaragua y en otros países del hemisferio. Estamos preocupados por cuál es su agenda, en el caso de Nicaragua sabemos que están involucrados en dotar de equipos militares”, comenzó diciendo.

 Testigo señala a antimotines de disparar a Gahona

Luego, remarco que Estados Unidos tiene “mucho que ofrecer y sabemos que seríamos un mejor socio de Nicaragua”.

Sobre Taiwán, explicó que sugerirá al gobierno de Ortega mantener relaciones diplomáticas con la isla.

También dijo que espera que Nicaragua y Estados Unidos sigan cooperando en temas de lucha contra el narcotráfico.

En la audiencia del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos también estuvieron Francisco Luis Palmieri, nominado como embajador en Honduras, y Karen M. Williams, designada para Surinam.