•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un adolescente de 14 años denunció este miércoles, ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), que oficiales de la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía (DOEP) le apuntaron con un arma y con una jeringa le marcaron las iniciales del partido Frente Sandinista en el brazo, cuando se dirigía a un colegio en la colonia Centroamérica, en Managua.

El adolescente narró que al pasar por la Estación 5 de la Policía Nacional observó a un grupo de policías con uniformes negros y chalecos con las siglas de la DOEP, quienes lo llamaron para requisarlo.

 Testigo señala a antimotines de disparar a Gahona

“Me preguntaron que a dónde iba y que si conocía a Lesther Alemán (líder de la Coalición Universitaria). Les dije que no, pero si lo conociera tampoco se los diría”, relató el adolescente, cuya identidad es protegida en acato al Código de la Niñez y la Adolescencia.

Según la denuncia, la respuesta del adolescente provocó que uno de los agentes le diera una patada y otro le tomó del brazo izquierdo, lo llevaron al parqueo de la estación policial donde lo encañonaron y con una jeringa le marcaron el brazo, mientras le decían “Para que no seas sapo”.

La marca con las siglas FSLN se la hicieron rayándole la piel con la punta de la aguja y luego le rociaron limón y vinagre. Las heridas no son profundas, pero este miércoles el adolescente tenía enrojecida el área afectada.

Antes de soltarlo, le dijeron que sabían dónde trabajaba su hermano, dónde vivía y que si hablaba de lo que le hicieron lo matarían a él y su familia.

 Ortega dice que sigue pendiente la reforma al INSS

“Después que me soltaron me fui al colegio que está en la colonia Centroamérica, donde no le dije nada a nadie de lo que me pasó y hasta que regresé a la casa hablé con mi mamá”, relató el menor de edad.

La prueba de las lesiones al adolescente se mantenían un día después del supuesto hecho en la Estación V. Bismarck Picado/END

El director de la CPDH, Marcos Carmona, dijo que a este tipo de actos se le denomina tortura y es inhumano, en especial cuando se comete contra la niñez, por lo cual interpondrán denuncia ante la Dirección de Asuntos Internos de la Policía Nacional.

“De no hacerse las investigaciones correspondientes, entonces haremos la demanda por la vía judicial. Al mismo tiempo, realizaremos un informe a las organizaciones de derechos humanos a nivel internacional”, indicó Carmona.

Detenido por segunda vez

La madre del adolescente dijo que una semana antes la policía ya había detenido a su hijo y registrado la mochila, pero como no le encontraron nada, le dieron una patada diciéndole que se fuera.

“Siento que hay mucha inseguridad. Mi hijo va a perder su año, porque mejor que pierda un año y no la vida. Esto no se puede estar dando. Tuve la intención de poner la denuncia en la propia Estación 5, pero hasta me dio temor que me dejaran presa”,  comentó la mujer.

 Promotora de Metro denuncia agresión

JC, la sicóloga del equipo de la CPDH, quien solicitó que solo se le identificara con sus iniciales, concluyó que el adolescente padece un trauma sicológico por el impacto de lo vivido.

“Tiene temor de salir a la calle, está nervioso y le resulta difícil conciliar el sueño”, afirmó.

La abogada en temas de adolescencia, Verónica Nieto, señaló que Nicaragua es firmante de la Convención de los Derechos de la Niñez y la Adolescencia, por lo cual tiene el compromiso de respetar este tratado internacional en derechos humanos.