•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Santiago Fajardo, hermano de Cristian Fajardo, líder del Movimiento 19 de Abril de la ciudad de Masaya, fue detenido por la Policía Nacional a las 7:25 a.m. de este miércoles en Rivas, cuando pretendía salir hacia Costa Rica, donde solicitaría refugio por considerarse un perseguido político del gobierno del presidente Daniel Ortega, confirmó su papá.

“Él me llamó, diciendo que la policía lo había capturado y que, a pesar de todo, estaba bien. Al parecer le permitieron hacer la llamada, pero hasta ahora no sé dónde está. Lo más probable es que se lo hayan llevado a El Chipote, en Managua, como hicieron con mi hijo Cristian”, dijo Santiago Fajardo, padre del detenido.

 Menor denuncia que policías le marcaron FSLN en el brazo

Santiago Fajardo, de 27 años, fue detenido junto a su esposa y su hija de 9 años. La niña fue entregada a su abuelo paterno.

Desde que fuerzas policiales y grupos parapoliciales eliminaron los tranques y barricadas en Masaya, el pasado 17 de julio, los hermanos Fajardo se encontraban huyendo.

Ambos poseen medidas cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“Santiago estaba escondido, andaba clandestino de casa en casa. Quería irse a Costa Rica para refugiarse, porque tenía miedo que lo agarraran”, explicó el papá.

Cristian Fajardo, de 37 años, fue detenido en la frontera de Peñas Blancas el pasado 22 de julio, cuando pretendía viajar a Costa Rica, con su esposa María Adilia Peralta Cerrato, de 30 años.

El Ministerio Público imputa a los hermanos Fajardo los delitos de terrorismo, financiamiento al terrorismo, crimen organizado y entorpecimiento de servicios públicos en contra del Estado de Nicaragua y la sociedad nicaragüense.

Su padre, Santiago Fajardo, pide su liberación afirmando que no han cometido los delitos de que son señalados.

“Pido que se les trate bien y que sean liberados, no son delincuentes, son personas decentes y el pueblo de Masaya lo sabe”, afirmó.

Detienen a líder jinotegano

El segundo jefe de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) de Jinotega, comisionado mayor Farley Roa Traña, informó este miércoles la detención de Juan Carlos Baquedano, de 61 años, a quien señalan de haber liderado los tranques en esa ciudad.

 Testigo señala a antimotines de disparar a Gahona

La Policía lo acusa de terrorismo, incendio, homicidio frustrado y daños agravados. La “actividad terrorista”, según el comisionado Roa fue cometida en los barrios Panorama, Carlos Núñez, Sandino y Róger Hamguien 1 y 2 en el municipio de Jinotega, “en perjuicio del Estado y sociedad nicaragüense”.

Según datos de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), en Nicaragua hay, al menos, 137 personas que están siendo judicializadas, acusadas de delitos como terrorismo, crimen organizado, secuestros, extorsión y hasta asesinatos por participar en las protestas contra el presidente Daniel Ortega.

Otro manifestante jinotepino enviado a juicio

Ernesto García

Tres meses más de arresto preventivo deberá cumplir Walter Méndez León, quien participó en los tranques de protestantes en Jinotepe y ahora es señalado por el Ministerio Público de cometer robo con fuerza y crimen organizado.

Este miércoles, el juez suplente Décimo Distrito Penal de Audiencia de la capital, Félix Salmerón, fijó juicio a Méndez León para el próximo 12 de noviembre y le ratificó la prisión preventiva.

 Embajador nominado de EE. UU. insiste en elecciones anticipadas

La Fiscalía responsabiliza a Méndez León por el robo de una ambulancia propiedad del Ministerio de Salud y asignada al Silais de Jinotepe, el pasado 12 de junio.

El acusado también es señalado de robar material de reposición médica del Silais, un televisor valorado en C$17,137 y en efectivo C$10,000 que estaban en una caja fuerte, según la acusación fiscal.

Walter Méndez León fue capturado el pasado 2 de agosto en su casa de habitación, donde, según el ente acusador, le fue ocupada la ambulancia propiedad del Silais de esa ciudad.

En el escrito acusatorio se asegura que al momento de su detención, a Méndez León le ocuparon gasas, guantes quirúrgicos, algodón y medicamentos.

Para justificar la petición de prisión preventiva, el Ministerio Público alegó que los ilícitos atribuidos a Walter Méndez León “son delitos muy graves”.