•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Trabajadores de las sedes regionales de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN) en los departamentos de Carazo y Chontales denunciaron despidos injustificados.

En la Facultad Regional Multidisciplinaria en Chontales nueve trabajadores confirmaron haber recibido carta de despido, entre ellos cinco docentes.

"El motivo de la presente es para hacer de su conocimiento que a partir del día 20 de Agosto 2018, la UNAN-Managua da por finalizada la relación laboral o de trabajo existente entre usted y la institución, mediante la aplicación del preaviso de ley, establecido en el artículo 45 del Código del Trabajo de la República de Nicaragua", expresa la comunicación de cancelación de contrato que le entregaron al docente de matemáticas Jorge Luis Benítez.

"A lo legal ya me lo esperaba. Si me preguntan el motivo (de mi despido) eso es algo que ni las mismas autoridades superiores responden porque, según ellos, no saben... irónico que nuestras autoridades no conozcan al personal con el que laboran", escribió Jorge Luis Benitez en su perfil en Facebook.

Entre los despedidos están los docentes de matemáticas Winston Zamora  Díaz y Jairo José Flores Morales; el bibliotecario Marvin Marín y dos guardas de seguridad de los cuales solo fue identificado Duston Salablanca Escobar.

También fueron separados de la universidad Bertha Téllez, Jimmy Pérez y Elda Laguna Lumbí, quienes se desempeñaban como docentes de la facultad de Ciencias Económicas. Laguna Lumbí además era funcionaria de la Secretaría Académica de esa facultad.

El Nuevo Diario solicitó la versión del decano de la Farem-Chontales, Emilio López, pero no fue localizado ni en su oficina, ni vía telefónica.

“Mi despido es algo político”

En tanto, el docente Pedro Pablo Mojica, denunció que fue llamado a las oficinas de Recursos Humanos de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, con sede en Jinotepe, donde le entregaron su carta despido.

Mojica, originario de El Rosario, es licenciado en Física y Matemáticas con una maestría en Investigación educativa, y se desempeñaba como docente en la Farem-Carazo durante 19 años.

"Pienso que este despido es algo político… ya esto lo había vivido en los años 90, ahora vuelvo a vivir una vez más esta represión de parte de un gobierno al que le dediqué muchos años, pero que cambié por ver tanta injusticia", expresó el docente.

Mojica dijo que recurrirá a las instancias correspondientes para “ser reincorporado a mi trabajo, creo que lo que se tiene que ver es la calidad educativa del docente y no un color de bandera política, pues al final son los alumnos los que sufren", apuntó.

El docente cuestionó la aplicación del artículo 45 del Código del Trabajo  porque, aseguró, no ha cometido ninguna falta a su labor. No obstante, aseguró que desde hace seis años sufría  “represalias laborales”.    

Los despidos en las facultades regionales de la UNAN se suman a la denuncia de al menos 40 cancelaciones de contrato a trabajadores de la sede central de esa universidad en Managua.