•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Habitantes de seis barrios de la zona sur de la ciudad de Rivas han denunciado en medios de comunicación locales y en las redes sociales, que llevan siete días de no recibir una gota de agua en las tuberías del servicio de agua potable que brinda la Empresa Nacional de Acueductos y Alcantarillados, Enacal.

Entre los barrios afectados por la falta de este servicio público están la zona sur de La Puebla, San Antonio, La Bolsa, Carlos Aguilar, el sector de la Gallera  y el barrio San Francisco, localizados en la zona más alta de la ciudad.

La señora Sonia Gutiérrez, de 63 años, habitante del sector de La Gallera, confirmó que en esta zona, la escasez de agua potable la padecen desde hace 7 días.

Los pobladores de los barrios altos de Rivas han tenido que recurrir a los antiguos pozos de agua de algunos vecinos para abastecerse de agua. Archivo/ END

“Y esto nos ha obligado a pedir agua a la gente que tiene pozos en las viviendas vecinas”, afirmó la pobladora afectada.

Doña Sonia aseguró que el suministro de agua potable lo recibían generalmente entre las 2:00 pm y 3:30 pm,  y que en ese pequeño lapso de tiempo tenían la oportunidad de recolectar agua, tanto para tomar, bañarse, lavar ropa o peparar alimentos, además de otros usos en actividades de aseo y limpieza.

Junto al caserío de La Gallera, se localiza el barrio La Bolsa, dónde según sus pobladores, la situación aquí es peor debido a que el servicio básico de agua potable es catalogado por ellos como un recurso en extinción.

“Aquí tenemos años de tener este problema, y aunque las redes de las tuberías de agua están instaladas, el agua no sale de los grifos y tenemos que buscar los pozos o comprar agua envasada para tomar o ir a buscarla a otros lugares donde llega el servicio. A veces aprovechamos cuando llega una una pipa a distribuirnos algo de agua", afirmó María Cerda, de 77 años.

Itzel Marín, pobladora del barrio San Antonio, confirmó que debido al prolongado desabastecimiento de agua potable que sufre este sector, en su hogar prefirieron desconectarse de la red de Enacal, y en su lugar abastecerse directamente a través de un pozo propio, al que le han instalado una bomba.

Aseguró que a este sector el agua llega escasamente, pero aclaró que el servicio no se distribuye por todas las viviendas, y que algunos habitantes hasta se ven obligados a recolectar el líquido desde la propia red de tuberías que se instaló en la calle.

Los afectados delos barrios altos de la ciudad de Rivas se las ingenian para buscar un poco de agua. Archivo/ END

En el barrio San Francisco, la joven Yorleni Gutiérrez, reveló que el suministro de agua ha empeorado a partir de agosto, tras afirmar que el  servicio estaba llegando a ciertas partes de este sector por una o dos horas durante el día.

“Pero ahora pasamos hasta tres días consecutivos sin una gota de agua y en las partes altas no llega del todo y la alternativa es usar los pozos y comprar agua para el consumo personal y también acudimos a los tanques de agua localizados en los depósitos de Enacal, en la entrada al  barrio”, expresó Gutiérrez.

Sobre esta difícil situación de escasez de agua, El Nuevo Diario intentó obtener una explicación al respecto con la gerencia de Enacal de Rivas, sin embargo en esas oficinas nos dijeron que las personas autorizadas para hablar no se encontraban en la ciudad.