•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los viajeros procedentes de países con riesgo de fiebre amarilla ahora podrán ingresar a Nicaragua luego de seis días de haber adquirido la vacuna contra la enfermedad, según lo dispuesto por el  Ministerio de Salud (Minsa) a través de una reforma a los requisitos de ingreso al país.

En febrero de este año, el Minsa advirtió que ante los casos positivos de fiebre amarilla en siete países del continente se exigiría a los viajeros aplicarse la vacuna de prevención de la enfermedad al menos diez días antes de su ingreso al país. Esta disposición estaba vigente desde finales de 2017, según la institución.

Sin embargo, los visitantes ahora podrán presentar en físico o en digital el certificado de vacunación con validación de seis días.

El Minsa explica en su resolución que se mantienen las medidas  para evitar una “posible aparición” de casos de fiebre amarilla, puesto que en el país hay “movimientos migratorios de países de África y América del sur, donde esta enfermedad es endémica, con manifestaciones graves y de alta letalidad”.

Además, el Minsa enfatizó que el vector transmisor de esta enfermedad es el mismo del dengue, chikungunya y zika, enfermedades que aún prevalecen en el país, según los reportes epidemiológicos semanales.

Sobre las demás disposiciones

Los requisitos para nicaragüenses que viajarán a países con riesgo de transmisión de fiebre amarilla no variaron, la vacuna se les continuará aplicando diez días antes de realizar su viaje, informó también el Minsa.

La institución especifica que toda persona que haya estado de un país en riesgo menos de seis días antes de ingresar a Nicaragua, deberá presentar su Certificado Internacional de Vacunación, para que se le permita la entrada al país.

Asimismo, los viajeros que vayan de tránsito por uno de los países con riesgo de fiebre amarilla, menores de un año, mayores de 60, embarazadas, mujeres lactantes y “personas con alergia al huevo y con alteraciones de su inmunidad”,  no necesitan presentar este certificado para ingresar al país.

De acuerdo con la OMS, la fiebre amarilla es una enfermedad “vírica aguda, hemorrágica” que provoca cefaleas, fiebre, coloración amarillenta en la piel, náuseas y otros síntomas.

“Las grandes epidemias de fiebre amarilla se producen cuando el virus es introducido por personas infectadas en zonas muy pobladas, con gran densidad de mosquitos y donde la mayoría de la población tiene escasa o nula inmunidad por falta de vacunación”, advierte la OMS.

Hasta el momento, el Minsa no ha reportado casos positivos de la enfermedad en el país, por lo que busca prevenirla por medio de estas medidas.