•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), comunicó la mañana de este viernes que las cifras de personas fallecidas durante la crisis que vive Nicaragua desde el pasado 18 de abril, aportadas por el Estado son inconsistentes, y urgió al Gobierno a cesar la criminalización de la protesta y respetar a las personas privadas de libertad.

La CIDH actualizó a 322 la cifra de personas fallecidas durante la crisis, de las cuales 21 personas serían policías y 23 niñas, niños y adolescentes. Además, hizo énfasis en la necesidad de que el Estado de Nicaragua proporcione las cifras oficiales y la información detallada sobre las personas detenidas.

 Lea: Plantón en los juzgados de Managua para pedir libertad de presos políticos

“Las cifras de personas fallecidas aportadas por el Estado son inconsistentes, entre junio y julio el Estado informó a la CIDH sobre 37 personas fallecidas, en su mayoría personas afines al Gobierno. Posteriormente, reportó una cifra consolidada de 450 personas fallecidas entre el 19 de abril y el 25 de julio”, reza el informe de la CIDH.

En el texto publicado por la CIDH, el Estado informó que 197 personas fallecieron como “víctimas del terrorismo golpista”; y 253 personas fallecieron por “muertes homicidas (actividad delictiva común), accidente de tránsito y otras causas”, sin embargo, dicho informe no presenta lista de las personas fallecidas.

 De interés: “Hay consciencia de la gravedad en la crisis en Nicaragua”

“Frente a la inconsistencia de las cifras reportadas por el Estado y sus cuestionamientos al registro de fallecidos de la CIDH, la Comisión reitera al Estado de Nicaragua la necesidad urgente de garantizar el acceso a la información detallada sobre todas las personas fallecidas, a fin de que la CIDH pueda cotejar y verificar las cifras con aquéllas que ofrecen las autoridades nicaragüenses.”, expresó la CIDH.

La CIDH advirtió también sobre un grave problema de acceso a la debida defensa y el debido proceso para las personas acusadas; así como violaciones a los derechos humanos de las personas privadas de libertad y de sus familiares.

 Además: Human Rights solicita a la ONU sesión “urgente” sobre Nicaragua

“A cuatro meses de iniciadas las protestas sociales en el país, y cerrando la octava semana de trabajo en terreno del Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (MESENI), la CIDH advierte que en el contexto social de criminalización de la protesta se dan cientos de procesos judiciales bajo cargos infundados y desproporcionados”, expresa el informe.

La CIDH dijo también que el MESENI ha registrado una disminución de las acciones violentas y el empleo desproporcionado de la fuerza en la represión de las protestas. Sin embargo, nota con preocupación que se continúa generando un contexto adverso para la protesta social a través de una estrategia de criminalización y estigmatización.