•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Mientras en las Grandes Ligas el lanzador  rivense Erasmo Ramírez anda en busca de su primera victoria de la temporada del  2018 con los Marineros de Seattle, en la ciudad de Rivas la Policía permanece  tras la búsqueda de su camioneta Toyota Hilux, que le robaron la noche del martes a su hermana Jannis Ramírez.

El robo de la camioneta color plateada placas RI 6483,  ocurrió en  pleno centro de la ciudad,  y tan solo minutos después que Jannis la dejara estacionada de la alcaldía de Rivas, 60 metros al este, específicamente frente al negocio conocido como El Portal.   De acuerdo con Jannis, desde hace cinco meses ella acude a las 6:40 p.m. a este lugar para recibir clases de inglés en una academia localizada en el inmueble  donde funcionaron los Juzgados de Rivas y la noche del martes al salir  de clases a las 8:00 p.m., se llevó tremendo susto al ver que la camioneta había desaparecido.

“Yo al salir de clases, me dirige al lugar donde dejé la camioneta y entré en shock  cuando no la vi y hasta pensé que la había estacionado en otro lugar, pero al ver en la calle restos de los vidrios polarizados de  la ventana de la Hilux, me percaté que se trataba de un robo”, aseguró.

Sin pistas

 De inmediato Jannis se trasladó a reportar el robo a la Policía y aunque se realizó una labor de patrullaje en la zona y más allá de la ciudad, no se encontró pistas de la camioneta.   “La policía  llegó al lugar e hizo un recorrido, pero los  vecinos  y vigilantes del sector afirmaron no haber escuchado nada anormal y ahora estamos a la espera de las inspecciones que hará la policía en las cámaras de vídeos que están instaladas en negocios cercanos”, aseguró Jannis. La camioneta la había adquirido el lanzador de los Marineros de Seattle en  el 2013 y está circulada a nivel nacional, para tratar de dar con su paradero y además la familia Ramírez está ofreciendo una recompensa a quienes brinden información que facilite la ubicación de la Hilux.

Según Jannis el lugar de donde se la robaron además de estar en zona céntrica, goza de buena iluminación, “y yo siempre acostumbró dejarla aparcada frente al Gimnasio Avellán, pero esa noche estaba full de vehículos toda esa calle” concluyó la afectada.