•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La detención y posterior expulsión de Nicaragua de la documentalista de origen brasileño-estadounidense, Emilia Mello, es considerada como un "precedente muy peligroso" por la Asociación Nicaragüense de Cinematografía, ANCI, y su deportación fue denunciada a través de su cuenta de twitter por Paulo Abrao, secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

"Esto establece un precedente muy peligroso para futuros cineastas que quieran intentar ingresar al país para documentar lo que sucede, contarle al mundo la historia de lo que estamos viviendo y registrar cuaklquier violación a los derechos humanos que sirva para hacer justicia a quienes lo merecen", señala el cuarto párrafo de la nota de prensa de ANCI.

Abrao en su cuenta de twitter escribió que "la brasileña-estadounidense Emilia Mello no fue liberada junto a los demás 20 estudiantes que habían sido arrestados hoy (el sábado) en Nicaragua. Del centro de detención informan que fue trasladada al Departamento de Migraciones. Será expulsada del país mañana (ayer)".

Emilia Mello fue detenida el sábado junto a Arielka Juárez y Ronny Cajina, miembros de ANCI, al momento que la Policía Nacional realizó las capturas de varios líderes estudiantiles universitarios en Carazo, cuando estos se dirigían a una marcha a la ciudad de Granada.

"Arielka, Emilia y Ronny estaban documentando la activida, no estaban siendo parte de ella, y al igual que el resto de detenidos, no tenían ningún arma, ninguna intención de actos delictivos o de violencia, y consideramos que su detención fue absolutamente ilegal e injustificada", señala el comunicado de ANCI.

Manifestantes en Managua demandaron hoy la liberación de todos los detenidos durante las protestas de las últimas semanas. EFE/ END

Por su parte, Marcos Carmona, secretario ejecutivo de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), dijo que las autoridades se negaron a brindar información sobre la detención de la documentalista brasileña, "solo se sabe que la van a expulsar”, expresó.

ANCI hizo un llamado a las autoridades migratorias y al gobierno de Nicaragua a que "cese la persecución contra quienes buscan la verdad y que permita a todo cineasta que haya ingresado de forma legal al país, el libre ejercicio de su arte y el respeto a su dignidad e integridad", señala el comunicado.