•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Seis universitarios que fueron capturados el sábado por agentes policiales durante una protesta contra el Gobierno, en León, están detenidos en las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), denunciaron sus familiares, quienes se quejan de no recibir información oficial de las autoridades.

En Managua, los familiares de dos de los jóvenes detenidos se presentaron a la DAJ, mejor conocida como El Chipote, con representantes de la oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU y del Mecanismo de Seguimiento para Nicaragua (Meseni) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), pero “les negaron información”, dijeron fuentes de este organismo a El Nuevo Diario.

 Se desconoce qué pasó con la documentalista brasileña

En León, familiares de tres de los universitarios detenidos en esa ciudad demandaron su inmediata liberación y aseguraron que recurrirán a los organismos nacionales e internacionales de derechos humanos para denunciar lo que calificaron como “detenciones ilegales”.

Los detenidos son Byron Corea, Nahiroby Olivas y Luis Quiroz, miembros del Movimiento Universitario 19 de Abril en León, así como un colaborador identificado como Juan Pablo Alvarado. También están presos Levy Rugama, Yaritza Mairena y Víctor Obando, de la Coordinadora Universitaria por la Justicia y la Democracia, de Managua.

Las personas nombradas fueron retenidas mientras se movilizaban en vehículos en las inmediaciones del templo Laborío, en el barrio del mismo nombre, cuando la marcha cívica de la que participaban se dirigía hacia el parque Guadalupe, donde finalizaría la protesta.

Maltratados

La madre de Byron Estrada, quien compareció en conferencia de prensa junto a familiares de Luis Quiroz y Nahiroby Olivas, dijo que a su hijo “ayer lo agarraron como cualquier terrorista, lo querían muerto y así nos lo dijeron a nosotros los efectivos policiales”. 

“A Byron lo golpearon, le apuntaron con un AK-47 cuando lo iban a agarrar. Él está golpeado, dicen que le quebraron la nariz”, declaró la señora.

 Vence plazo para juicio por muerte de Gahona

La madre de Nahiroby Olivas, de 18 años y estudiante de la UNAN-León, confirmó que su hijo fue trasladado a la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), en Managua. Además, denunció que este sábado ella fue agredida físicamente por policías, parapolicías encapuchados y miembros de la Juventud Sandinista, cuando participaba de una marcha que exigía la liberación de los jóvenes que fueron apresados sin orden de captura.

El representante de Luis Quiroz, quien, igual que las madres de Estrada y Olivas, no brindó su identidad pese a comparecer ante los periodistas, explicó que el estudiante solamente participaba de las manifestaciones “de manera civilizada como la ley lo marca”.

“Sabemos que fue golpeado, lo llevaron encapuchado. El Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) anduvo celebrando la captura de ellos como un gran triunfo. Son jóvenes, nada más, que luchan por sus derechos y no los dejan en paz. Vivos se los llevaron y vivos los queremos”, demandó el representante de la familia de Quiroz.

 Ciudadanos vuelven a protestar por capturas

Marvin Buitrago, miembro del Movimiento Autoconvocado de León, explicó que a los jóvenes “los llevaron encapuchados, se rumora que los tuvieron en el zonal del Frente Sandinista, como burla de ellos, e incluso simpatizantes del Frente anduvieron celebrando la captura de ellos, como un gran triunfo”.

La hermana de Byron Corea, Jennifer Corea, resaltó que los jóvenes detenidos ya habían interpuesto denuncias de persecución y amenazas de muerte ante el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

“Desde hace cuatro meses, sufren persecución y difamación en las redes sociales, amenazas de muerte y asedio en sus residencias, incluyendo amenazas a sus familiares”, expresó Corea al momento que responsabilizó al Gobierno por todos los atropellos a los familiares de retenidos.