•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En una reunión con el canciller nicaragüense Denis Moncada, el secretario general de la Organización de Naciones Unidas, António Guterres, insistió en la importancia de que el diálogo nacional sea “verdaderamente inclusivo” y expresó su disposición de apoyar ese proceso, informó el portavoz del funcionario.

Guterres y Moncada sostuvieron una reunión este lunes en Nueva York, para abordar diversos aspectos de la crisis sociopolítica en Nicaragua, iniciada hace más de cuatro meses.

 Cineasta deportada denuncia maltrato

“El secretario general insistió en la necesidad de que se respeten por completo los derechos humanos de la población, y en la importancia de que el diálogo nacional sea verdaderamente inclusivo. El secretario general expresó la disposición de las Naciones Unidas para apoyar este proceso”, sostuvo el portavoz de Guterres, Stéphane Dujarric en una declaración enviada a periodistas.

La reunión entre Guterres y Moncada es la segunda en poco más de un mes. El primer encuentro fue el pasado 19 de julio, también en la sede central de Naciones Unidas.

¿ONU mediadora?

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ha pedido a la organización que medie en un diálogo para tratar de buscar una salida a las protestas en contra de su Gobierno, pero la ONU por ahora no ha dado una respuesta pública.

“Cuando tengamos algo que anunciar, lo anunciaremos”, respondió ayer Dujarric, cuando le preguntaron durante su conferencia de prensa diaria sobre el posible papel de mediación de la ONU.

 Acusan de terrorismo a exmilitar que rezaba en los tranques

El funcionario insistió en que el mensaje de Naciones Unidas sigue centrándose en la “necesidad de una solución políticamente inclusiva a la crisis y de una solución que no deje a nadie atrás”.

Moncada, mientras tanto, prefirió no responder a las preguntas de los periodistas y se limitó a señalar que su encuentro con Guterres estuvo “muy bien, una excelente reunión”.

Cuestionado por la marcha de las conversaciones, apuntó que estas van “muy bien, conversando”.

Desde abril pasado, miles de nicaragüenses han salido a las calles a protestar contra el Gobierno en el marco de una crisis que ha dejado 322 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). El Gobierno solo reconoce 198 fallecidos.

El mes pasado, la ONU ya consideró que el número de muertos es “totalmente inaceptable”.

“Hay una cosa evidente, el número de muertes es chocante y hay un uso letal de la fuerza por parte de entidades ligadas al Estado que no es aceptable”, dijo entonces Guterres en una conferencia de prensa durante un viaje a Costa Rica.

La organización dijo a finales de julio que estaba estudiando asumir un posible papel de mediación, pero no ha anunciado ninguna decisión al respecto.

Nuevo embajador de Nicaragua en Naciones Unidas  

El Gobierno de Nicaragua nombró ayer como representante del país ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a Sidhartha Marín, uno de los asesores del presidente Daniel Ortega.

 Brenes pide detener capturas

“Nómbrese al compañero Sidhartha Francisco Marín Aráuz en el cargo de representante permanente de la República de Nicaragua con rango de embajador extraordinario y plenipotenciario ante la ONU, con sede en Nueva York”, informó el Gobierno en un decreto presidencial.

Marín se desenvolvía como asesor de Ortega desde junio de 2016, cuando dejó el cargo de embajador de Nicaragua en Ecuador.

El asesor presidencial sustituirá a María Rubiales de Chamorro, quien también fue cesada de su cargo como viceministra de Relaciones Exteriores.