•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia reiteró el llamado al Gobierno a buscar una salida a la crisis sociopolítica del país, con el retorno al diálogo nacional, para lo cual demandan el cese de la represión, el desarme de grupos parapoliciales y la liberación de los que consideran presos políticos.

En una proclama leída este martes por miembros de la Alianza en la rotonda Jean Paul Genie, en Managua, plantea, además, mantener a los obispos de la Conferencia Episcopal como mediadores del diálogo, y que se defina "la convocatoria a elecciones generales anticipadas, libres, transparentes y competitivas, con observación nacional e internacional".

La convocatoria hecha por el Consejo Supremo Electoral (CSE) a los partidos políticos para participar en las elecciones regionales del Caribe el 3 de marzo de 2019, “va en contra de lo que hemos sostenido desde un principio en la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia”, consideró Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides).

Para el proceso de elecciones generales anticipadas, “en la mesa de diálogo nacional exigimos como paso previo el cambio de todos los magistrados del CSE y una reforma profunda a este sistema para que pueda tener la confianza del pueblo y de la comunidad internacional”, enfatizó Chamorro.

De hacer elecciones sin reformas a la Ley Electoral ni cambios en el CSE “se estaría cayendo siempre en más de lo mismo: en irregularidades y en los mismos fraudes”, enfatizó Chamorro.

El director de Funides apuntó que con la convocatoria a elecciones regionales en el Caribe lo que “quieren dar a entender es que aquí hay una normalidad y va en contra de lo que hemos sostenido desde un principio, de que es importante la reformas institucionales al CSE”.

La Alianza Cívica leyó una proclama para pedir la reinstalación del diálogo nacional y el cese a las acciones en contra de los protestantes.  Melvin Vargas\END

Decisión de los partidos

José Adán Aguerri, presidente del Cosep, miembro de la Alianza, dijo que los “partidos políticos tienen la responsabilidad de entender en qué contexto estamos y deben, desde ese punto de vista, también asumir su presencia en esta situación y ser claros sobre cuál es su posición alrededor de ese llamado” para los comicios regionales.

Consultado sobre si el Gobierno ha descartado el anticipo de elecciones, como una salida a la crisis del país y, por eso, el CSE convocó a los comicios regionales, Aguerri respondió que  “en ese sentido, así pareciera, pero insisto, vamos a ver a los partidos políticos tomando una decisión al re

Los miembros de la coalición formada por el sector privado, estudiantes, campesinos y sociedad civil, advirtieron a través de la proclama que “la falta de voluntad política del régimen para dar una salida a esta crisis ha resultado en un profundo deterioro de la economía que ha incrementado el desempleo, provocando el cierre de pequeñas, medianas y grandes empresas y el aumento de la pobreza”.

Adicionalmente, la Alianza demandó "el cese de la criminalización de la protesta y judicialización arbitraria e ilegal de quienes protestan", además de "la inmediata liberación de presos políticos y la anulación de todos los procesos ilegales".

Ven perspectivas económicas difíciles

José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), advirtió que mientras no haya un acuerdo político el deterioro económico continuará.

“Mientras la salida política no se alcance, vamos a seguir teniendo este tipo de afectaciones económicas”, comentó Aguerri.

Sobre las medidas anunciadas por el Gobierno para amortiguar los efectos negativos de la crisis en la economía, Aguerri insistió en que “lo importante es el acuerdo político”, porque las acciones gubernamentales han provocado “incertidumbre”.

Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), coincidió en que los efectos de la crisis continuarán aún en diciembre, cuando se registra una de las mejores temporadas para el comercio.

“Estamos haciendo los cálculos (sobre la caída del consumo), pero realmente hablamos de términos negativos. Hay que recordar que por la necesidad de mantener la liquidez de los bancos, restringieron el crédito; eso se ha hecho público por las mismas autoridades, porque fue una acción importante para hacer frente a la fuga de depósitos. Entonces, el sector comercio vive de los préstamos, del crédito, y si esto está restringido, entonces, también el consumo estará restringido”, explicó Chamorro.

Agregó que el comercio es uno de los sectores más afectados por esta crisis, “por la cantidad de despedidos”. El Funides sostenía que eran alrededor de 215,000 personas las que perdieron su empleo; el Gobierno dijo que son casi 100,000 afiliados del sector formal, que ya no están afiliados al seguro social. “Estos desempleados van a dejar de consumir durante el resto del año, así que esperaría un desarrollo bastante débil de la actividad comercial”, comentó Chamorro.