•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

 El doctor Gustavo Adolfo Morales, quien fue despedido del Hospital Antonio Lenín Fonseca,  denunció que se le ha impedido presentar su reclamo por retiro laboral “injustificado” ante la oficina de Recursos Humanos de ese centro.

“A la hora de establecer las pautas, como fue el recurso de revisión, no nos dan la oportunidad ni de eso, quedando en un estado de indefensión”, comentó Morales, quien ayer denunció su caso ante el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

El doctor Morales, especialista en gastroenterología y endoscopía digestiva, sostiene que para su despido la administración del centro no siguió los procedimientos establecidos en la Ley de Carrera Sanitaria del Ministerio de Salud (Minsa), por lo que su interés es presentar un recurso que obligue su reintegro.

“Sus argumentos son de supuesto ausentismo laboral y abandono de pacientes; sin embargo, en esto es un argumento secundario y probablemente fue por mi participación en las marchas de apoyo del gremio médico, por la cantidad de personas despedidas de las diferentes instituciones en varios departamentos del país”, dijo Morales.

El médico sostiene que tras 20 años de servicio en el hospital, las valoraciones a su desempeño por parte de su superior inmediato eran satisfactorias, y resaltó que las firmas y sellos de la atención a sus pacientes nunca faltaron en sus respectivos expedientes.

Otros que están en su misma situación son: el doctor José Luis Borgen, especialista en Urología,  el internista Jairo Gómez y un residente de Urología, que respaldó al doctor Borgen.

El doctor Morales refirió que la Ley de Carrera Sanitaria establece mecanismos para manejar faltas que van desde la creación de una comisión bipartita hasta llamados de atención, pero en su caso eso no se cumplió.

Al momento de apelar ante la administración al doctor Morales se le impidió el ingreso al hospital, e incluso cuando una tercera persona trató presentar su queja ante la dirección de Recursos Humanos, no le recibieron el escrito, negándole el derecho a la defensa.

El médico dijo que recurrió ante las oficinas centrales del Ministerio de Salud; sin embargo, todavía no recibe respuesta.

Acompañamiento

La abogada del Cenidh, Brenda Rojas, indicó que preocupa, porque no es el único caso de despido “arbitrario” en el contexto de las protestas antigubernamentales. 

“La semana pasada incluso fue detenido el doctor José Antonio Vásquez por haber participado en las marchas y dar atención médica a las víctimas de la represión gubernamental. El gran problema es que todas las instituciones del Estado encargadas de atender reclamos no lo están haciendo y no son imparciales, aunque ese es su mandato”, dijo Rojas.

La abogada dijo que como organismo de derechos humanos darán asesoría legal y acompañamiento a los reclamos del doctor Morales, el cual lega que continuará su demanda hasta agotar las normas establecidas.