•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Aunque el ex mayor del Ejército de Nicaragua, Tomás Ramón Maldonado Pérez fue acusado formalmente por terrorismo, crimen organizado y entorpecimiento de servicios públicos en los Juzgados de Managua desde la semana pasada, la Policía Nacional lo presentó este martes en conferencia de prensa.

Familiares de Maldonado habían denunciado su desaparición desde el pasado 2 de agosto, cuando fue secuestrado por civiles encapuchados en la comunidad de Los Brasiles, Managua, adonde había huido por amenazas de muerte y persecución en Carazo. 

Medios afines al Gobierno reportaron el viernes 24 de agosto que a Maldonado Pérez se le imputaron tres delitos en los tribunales; sin embargo, las autoridades policiales lo presentaron ayer entre capturados recientemente, aunque no precisaron detalles sobre su detención.

La Policía asegura tener la “evidencia” necesaria para afirmar que Maldonado Pérez lideró los “grupos terroristas” que levantaron tranques en, al menos, seis puntos del departamento de Carazo.

Entre los hechos que se le han imputado, están “que a las 3:00 a.m. del 12 de junio de 2018, el delincuente Tomás Ramón Maldonado junto a grupos terroristas atacaron con armas artesanales, morteros y bombas molotov la delegación policial del departamento Carazo”, dejando a dos oficiales heridos, indicó en conferencia de prensa el comisionado mayor Luis Pérez Olivas, jefe de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ).

A los grupos, que según la Policía Nacional eran dirigidos por Maldonado Pérez, les atribuyen secuestros, torturas, asaltos, asesinatos y violaciones en los tranques; además de responsabilizarles de la muerte de los oficiales Hilario Ortiz y Faber López, el pasado 8 de julio.

Ese día, organismos de derechos humanos denunciaron un violento ataque de policías y parapolicías para desmantelar los tranques, que los protestantes mantenían en varias ciudades de Carazo, resultando, al menos, 14 personas fallecidas, la mayoría civiles.

Este martes, la Policía aseguró que 12 personas identifican a Maldonado Pérez como el responsable de todos estos hechos y que cuentan con evidencias criminalísticas sobre la participación del acusado en los “hechos delictivos”.

Acusados por “call center falso”

La Policía también presentó ayer a Aníbal Parrales y Kenia Martínez, quienes serán procesados por presunto financiamiento para el terrorismo, por montar un “call center ilegal” en Villa Venezuela de Managua, desde el pasado 23 de julio.

De acuerdo con la versión policial, esta “agrupación” se encargaba de crear perfiles falsos en redes sociales para obtener fondos para comprar armas, vehículos y accesorios para realizar “ataques” contra las televisoras 6 y 8 y la empresa Difuso S.A., todas vinculadas al Gobierno.

Los acusados “hacen recorridos en vehículos grabando con videos y fotos para el reconocimiento de los canales y Difuso, para conocer cantidad de guardias de seguridad, rutas de acceso y escape”, señaló el comisionado mayor Pérez Olivas.

A los detenidos, también les habrían ocupado unas camisetas con el emblema de la Cruz Roja Nicaragüense, que usaban para “camuflarse”, 18 computadoras portátiles y otros aparatos tecnológicos, en donde tenían grabaciones que los “incriminan” en los delitos, afirmó Olivas.

Allanan casa en Juigalpa

La Policía Nacional aseguró haber encontrado armas y parte de los enseres de la casa materna de Chontales, utilizados por los protestantes del tranque en la salida de Juigalpa a Managua.

En el momento del allanamiento la casa estaba vacía y cerrada, según la Policía, en el lugar hallaron armas, municiones, magazines y otros pertrechos. Asimismo, había insumos médicos que obtuvieron  los autoconvocados para sus curaciones.

Había “varios abanicos, espejos, sillas, pero todavía nos falta más por revisar porque si hay otras cosas de la casa materna como la mesa del comedor, mesa plegable, prácticamente este local está equipado con parte de lo que teníamos. Lamentablemente no estamos encontrando todo porque hay cosas de valor y casi nuevas”, dijo a medios oficialistas Dolores Rosales, responsable del departamento social de la Alcaldía de Juigalpa.

Rosales dijo que limpiarán y revisarán los electrodomésticos utilizados por los autoconvocados para ver si sirven y así utilizarlos nuevamente.

La vivienda allanada fue utilizada antes para una escuela de Inglés y después para el comedor "El Torito". Extraoficialmente se conoció que el propietario de la casa vive fuera del país.