•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Policía Nacional acusó la mañana de este miércoles de varios delitos entre ellos terrorismo a los líderes universitarios detenidos el pasado sábado cuando participaban en una protesta en León.

Byron Estrada, Luis Muñoz y Nahiroby Olivas, integrantes del Movimiento 19 de Abril de León; Luis Rugama, Yaritza Mairena y Víctor Obando, miembros de la Coordinadora Universitaria por la Justicia y la Democracia y Juan Pablo Alvarado, poblador de León, son los nombres de los acusados.

Protestan frente a Policía de León para pedir libertad de estudiantes

Homicidio, incendio, secuestro, robo con intimidación, amenazas de muerte y terrorismo son los delitos de los cuales se les acusa a los siete jóvenes.

Según la Policía, los estudiantes el 20 de abril incendiaron el Centro Universitario de la Universidad Nacional (CUUN) de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-LEÓN), donde resultó calcinado el estudiante Cristian Emilio Cadena.

ONU entregará informe sobre Nicaragua a miembros del Consejo de Seguridad 

La policía también los acusa de secuestrar a dos ciudadanos en león, a quienes según los agente policiales les robaron una camioneta y los torturaron el pasado primero de julio.

Según la Policía se cuenta denuncias, peritajes químicos de criminalística y 25 declaraciones de testigos que identifican a los acusados.

Familiares de los estudiantes denunciaron a medios de comunicación independientes, que la Policía Nacional realizó una detención ilegal en contra de los jóvenes.

Policía impide a jóvenes ir a marcha en Granada

La noche del sábado, los pobladores de León realizaron un plantón frente a la estación policial del departamento de León para exigir la libertad de los estudiantes.

Ayer un grupo de pobladores de León que protestaba para exigir la libertad de los estudiantes, fueron agredidos por simpatizantes del partido de gobierno apoyados por la Policía.

Nicaragua vive una crisis sociopolítica desde el pasado 18 de abril cuando iniciaron las protestas por las reformas al Seguro Social y que ahora se han convertido en protestas contra el Gobierno de Daniel Ortega.

Brasileña detenida por la Policía: “Me amenazaron con un proceso criminal”

Alianza Cívica se pronuncia

Por su parte, la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia reprobó las acusaciones por considerarlas “infundadas” en contra de los estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-León), a través de un comunicado.

“La Policía de Daniel Ortega y Rosario Murillo presentó hoy a estos jóvenes públicamente como delincuentes, acusándolos desmesuradamente de los delitos de terrorismo, homicidio, secuestro y robo con intimidación, tras haberlos detenidos injusta y arbitrariamente el pasado sábado mientras marchaban pacíficamente por la ciudad de León”, indica el comunicado de esta agrupación.

El comunicado agrega que “condenamos una vez más el hecho que las autoridades orteguistas quieran criminalizar la protesta cívica y con ello someter a sus líderes. Admiramos la valentía con que los estudiantes, en defensa de sus derechos, han sostenido esta lucha por más de 4 meses”.