•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua logró detectar a través de un sondeo de rutina, el transporte ilegal para aprovechamiento de 12 tortugas verdes, en el sector de la barra de Laguna de Perlas, Caribe Sur.

La institución castrense informó a través de una nota de prensa, que las 12 tortugas fueron regresadas a su hábitat natural.

 Lea: La trágica y alarmante historia de las tortugas marinas en Nicaragua

La nota detalla que el operativo fue realizado ayer miércoles 29 a las 1:07 pm por efectivos militares del Puesto de Tropas Navales de la Barra, de Laguna de Perlas, del Distrito Naval del Caribe.

Los militares evaluaron el estado de cada espécimen de tortuga verde. Foto: Gilberto Artola/END

Al momento de realizar un sondeo rutinario a la panga  “HSISTER”, los efectivos militares lograron   la   captura de 12 tortugas verdes, estas eran trasladadas de manera ilegal a bordo de la embarcación, la cual era tripulada por, Edwin Pineer Stan, de 36 años, Barny Enrique Ow, de 39 años y Albert Kunihan Mudy, de 25 años, todos originarios de Laguna de Perlas.

 De interés: Ambientalistas piden al Gobierno acciones para preservar tortugas en La Flor, Rivas

La embarcación se movilizaba de los Cayos Perlas hacia Haulover, “La ocupación de la embarcación y de las tortugas, se dan en base a la Resolución de la Junta Directiva No. 863-10-09-2015 del Consejo Regional RACCS-SERENA, la pesca de tortuga en la RACCS, solo está autorizada para el aprovechamiento y subsistencia, donde existe un listado de pescadores y compradores específicos con cuotas designadas, durante el periodo de pesca del 1 de septiembre al 31 de marzo de cada año”, detalla.

Los militares evaluaron el estado de cada espécimen de tortuga verde, determinando la devolución inmediata a su hábitat natural en mar abierto, a unas 2 millas náuticas al este de la barra de Laguna de Perlas.

 Además: Más de 2,000 nidos de tortugas destruidos en saqueo en La Flor

La liberación se hizo de manera inmediata ya que corrían el riesgo de morir, debido a que tenían aproximadamente 5 días fuera del agua.

La embarcación ocupada permanecerá detenida en espera de que sus propietarios presenten la debida documentación.