•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El gobierno de Nicaragua expulsó hoy a la misión de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas (ONU) para los Derechos Humanos, confirmó el Centro Nicaragüense de los Derechos Humanos (Cenidh).

Vilma Núñez, presidenta del Cenidh, confirmó que el Gobierno del presidente Daniel Ortega le dio dos horas a la misión de la ONU para abandonar Nicaragua, por lo que tendrían que salir este mismo viernes.

Daniel Ortega acusa a la ONU de ciega y parcializada

De forma extraoficial se conoce que la ONU divulgará un mensaje en torno a la decisión del gobierno de Nicaragua de sacarlos de este país.

Esta medida se da dos días después de que la ONU emitiera un duro informe contra el Gobierno de Nicaragua por violaciones a los derechos humanos y represión, en el contexto de la crisis que atraviesa Nicaragua desde el pasado 18 de abril.

Cenidh: Es un error

Vilma Núñez, presidenta del Cenidh calificó la decisión del gobierno de Nicaragua como "absurda, insólita y desesperada" y que "envía un mensaje gravísimo a la comunidad internacional".

"Con esta decisión el gobierno está haciendo provocando una baja en cuanto a la calificación en el tema del respeto a los derechos humanos", añadió Núñez.

El Gobierno de Nicaragua había realizado la invitación Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos el pasado 20 de junio, para analizar la situación de derechos humanos en el país.    

La ONU afirmó este miércoles que desde el inicio de las protestas antigubernamentales en Nicaragua existió un “uso excesivo de la fuerza” y que, “lejos de reconocer su responsabilidad por los actos ilícitos cometidos”, el Gobierno culpa a la oposición.

En el informe, Naciones Unidas pidió al Gobierno de Nicaragua asegurar que las investigaciones en torno a los crímenes ocurridos desde el 18 de abril, incluyan a quienes directa o indirectamente perpetraron, ordenaron, apoyaron o toleraron dichos actos, incluyendo la cadena de mando de las autoridades implicadas, porque “estos actos no deberían quedar sin sanción”.

La ONU llamó al Consejo de Derechos Humanos y a la comunidad internacional a monitorear la evolución de la crisis sociopolítica de Nicaragua, considerando la adopción de medidas para prevenir un mayor deterioro de la situación de los derechos humanos y alentando a la Asamblea General a actuar de la misma manera.

El gobierno de Nicaragua rechazó "de manera integral" el informe de la ONU, que denuncia al Estado de cometer represión.

Gobierno de Nicaragua rechaza informe de ONU y dice que se extralimita

El gobierno de Daniel Ortega también sostuvo que la ONU se "extralimitó" en sus funciones al emitir el informe y agregó que "prejuzga" lo ocurrido durante la crisis. 

En un acto el pasado miércoles, el presidente Daniel Ortega Saavedra calificó como “instrumento del terror y la mentira” al Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas por haber publicado un informe que revela violaciones a los derechos de miles de nicaragüenses.

Alianza Cívica: Habrá graves consecuencias

La Alianza Cívica, en tanto, repudió hoy la salida de la misión de la ONU, diciendo que esa decisión "evidencia" la falta de voluntad del gobierno "a una salida pacífica al conflicto y su aislamiento internacional que, tendrá graves consecuencias para los y las nicaragüenses".

Además, la Alianza Cívico dijo que respalda el informe emitido el pasado miércoles por la ONU.