•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Autoconvocados de Matagalpa realizaron la tarde de este sábado un plantón frente al atrio de la catedral, donde exigían justicia por los muertos registrados durante las protestas.

“No tenemos miedo, Dios todopoderoso está con nosotros y hará justicia” se leía en algunos carteles que portaban los manifestantes, mientras gritaban consignas en contra del gobierno de Daniel Ortega.  

Autoconvocados realizan cadena humana en Managua pese a fuerte presencia policial

La lluvia que cayó sobre la ciudad la tarde de este sábado hizo que los autoconvocados suspendieran el plantón.  

Autoconvocados realizan plantón en Matagalpa para exigir justicia.

Mientras los autoconvocados realizaban el plantón, en la zona Sur del cementerio los simpatizantes del partido de gobierno se concentraron para hacer una “caravana de la paz y la vida en demanda de justicias por los caídos durante las protestas”. 

Las protestas en contra del gobierno iniciaron el 18 de abril por las reformas al seguro social.

Fiscalía acusa a estudiantes universitarios detenidos en León

La crisis en Nicaragua ha dejado entre 322 muertos, según la Comisión Interamericana de derechos Humanos, más de 450 según organismos de derechos humanos nacionales y 198 según el gobierno.

Autoconvocados realizan plantón en Matagalpa para exigir justicia.

En un informe de la Oficina Regional para América Central del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), se responsabiliza al gobierno de Nicaragua por cometer violaciones de derechos humanos en contra de manifestantes. 

El documento señala al gobierno de Ortega por el "uso desproporcionado de la fuerza por parte la policía, que a veces se tradujo en ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, y obstrucción del acceso a la atención médica", entre otras violaciones a los derechos humanos.

Nicaragua bajo la mira internacional tras salida de misión de la ONU

Además, lo responsabiliza de "detenciones arbitrarias o ilegales con carácter generalizado, frecuentes malos tratos y casos de torturas y violencia sexual en los centros de detención, violaciones a las libertades de reunión pacífica y expresión".

El mandatario nicaragüense rechazó el informe por considerarlo "subjetivo, sesgado, prejuiciado y notoriamente parcializado”.